Aleteia

Desmitificando a Bonnie y Clyde

THE HIGHWAYMEN
Netflix
Comparte

Kevin Costner y Woody Harrelson protagonizan ‘Emboscada final’, una producción de Netflix

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

En el postfacio de Helter Skelter, su monumental libro sobre los asesinatos de Charles Manson y sus cómplices, el fiscal Vincent Bugliosi se lamenta de la glorificación por parte de la sociedad del criminal en general y del asesino en serie en particular: Si tanto valoramos la vida humana, ¿por qué glorificamos la extinción de la vida de esta forma tan perversa?, se pregunta. Vivimos tiempos desmitificadores, sin duda, aunque las palabras de Bugliosi datan de mediados de los 90. Tiempos en los que van cayendo mitos, ídolos, oficios, maneras de conducta…

Emboscada final, el absurdo título español de The Highwaymen (algo así como Los patrulleros), constituye la cara B de Bonnie & Clyde, aquella gran película dirigida por Arthur Penn con Warren Beatty y Faye Dunaway en los papeles principales, y establece desde el principio que sus personajes no ensalzan las conductas de quienes, perpetrando atracos, dejaron tras de sí un reguero de cadáveres. No nos corresponde a nosotros hacer el papel de jueces morales, sino comentar un filme: Emboscada final, en este sentido, es una película sólida, crepuscular, que nos enseña la otra cara del éxito, es decir, lo que había en pos de aquella pareja de bandidos con tanto glamour y tantos seguidores: la ley, representada por dos hombres cansados que no podían detenerse hasta atraparlos. John Lee Hancock, su director, ya había desmitificado hace años la gesta de El Álamo, descubriéndonos una cara diferente de aquella que nos mostrara John Wayne: lo cual, por supuesto, no significa que su película fuera mejor que la versión de 1960.

Esa insistencia en derribar el mito comienza con la visualización de Bonnie Parker y Clyde Barrow, a los que el director presenta siempre de espaldas, o en sombras, a veces desenfocados, quizá para que los espectadores no nos dejemos fascinar por una pareja joven, guapa y elegante, todo lo contrario de los protagonistas del filme de Hancock: dos envejecidos y retirados rangers de Texas, Frank (Kevin Costner) y Maney (Woody Harrelson), a los que encomiendan seguir la pista de la pareja y de su banda, sin descanso, para conseguir que cesen los robos y los homicidios. Y aquí es donde entra el auténtico valor del filme: en el retrato crepuscular de esos dos amigos, que ya no pueden correr como antes y que han perdido fuelle, ganas y puntería, pero que en el fondo siguen siendo dos sabuesos, aunque sean veteranos y estén agotados. Como en las habituales «buddie movies» o «películas de colegas», Costner encarna al tipo rígido, hosco y a veces cruel, mientras Harrelson ofrece el contrapunto: flexible, cómico y a veces compasivo. Es decir, el poli bueno y el poli malo.

Hay algo en estos dos cowboys de los años 30 que nos recuerda a los personajes de westerns como Grupo salvaje, Sin perdón y Open Range (ésta última, dirigida por el propio Costner): se trata de hombres abocados a un fin que no siempre desean, tipos rudos que hacen lo que tienen que hacer, que cumplen con su deber, con un código de honor propio, y que demuestran su cansancio por la edad, pero también por el hartazgo, porque son personas que han visto cosas desagradables y se han enfrentado a gente violenta y bestial. Bajo ese prisma podemos enfocar a esta pareja de rangers, que cifran el deber y el oficio por encima de todo. The Highwaymen insiste en el esbozo de cómo aguantaban polvo y horas de coche mientras los criminales se ganaban el aplauso y los titulares, y se discierne en ellos la dignidad de quien hará siempre lo correcto aunque los vientos no sean favorables. 

La película, más que en el desarrollo de la acción y la violencia, se centra y se concentra en los diálogos de Kevin Costner y Woody Harrelson, que están magníficos en sus papeles, y ambos parecen las versiones maduras, fatigadas y reflexivas de Eliot Ness (Los intocables) y Marty Hart (True Detective), respectivamente. Los dos se preguntan en qué se ha convertido el mundo, y Maney dice: Antes tenías que tener talento para que te publicaran. Ahora basta con dispararle a la gente.           

FICHA:

Título original: The Highwaymen

País: Estados Unidos

Director: John Lee Hancock

Guión: John Lee Hancock y John Fusco

Música: Thomas Newman

Género: Crimen / Drama / Misterio

Duración: 132 min.

Reparto: Kevin Costner, Woody Harrelson, Kathy Bates, Kim Dickens, Jane McNeill, Mike Young, Thomas Mann, W. Earl Brown, John Carroll Lynch

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.