¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Mujeres constructoras con un espíritu emprendedor

Cesia Hernández, de 21 años, durante una capacitación sobre cómo hacer un complemento alimenticio con sacarina para el ganado con otros miembros del programa Jóvenes Constructores en Somoto, Nicaragua.
Comparte

CRS honra el Día Internacional de la Mujer al compartir estas historias impactantes de mujeres inspiradoras

Crisia vive en un pueblo rural en la parte noroeste del El Salvador, rodeado de colinas volcánicas y fincas de café que dominan el lago Coatepeque, considerado uno de los lagos más hermosos del mundo. Sin embargo, cuando Crisia asistía a la escuela, las pandillas violentas controlaban su comunidad y su escuela. Cuando los miembros de una pandilla rival comenzaron a amenazarla, ella temió por su vida y abandonó la escuela.

Un programa esperanzador

Un día, Crisia escuchó acerca del programa Jóvenes Constructores de Catholic Relief Services y se inscribió. Cambió su vida para siempre. “Cuando comencé el proyecto, era extremadamente tímida y reservada”, recuerda. Sus padres no tenían el dinero para enviarla a otra escuela. Así que siguió una idea que tenía para un negocio: vender medicinas naturales que ella y su madre, que tenía experiencia en enfermería, harían ellas mismas. Los entrenadores de Jóvenes Constructores la ayudaron a crear un plan de negocios y le proporcionaron 200 dólares en capital inicial para que su empresa despegara. El negocio de Crisia pronto prosperó y ella obtuvo suficientes ingresos para volver a la escuela y graduarse.

No fue un camino fácil para Crisia y su familia. Su madre sufrió un derrame cerebral y estuvo en coma durante un año, lo que obligó a su familia a vender todo, incluso su modesta casa, para pagar los medicamentos y la recuperación de su madre. Sin embargo, después de obtener su diploma de escuela preparatoria, Crisia fue contratada por Jóvenes Constructores como coordinadora de servicios comunitarios.

“Nunca pensé que me convertiría en una líder”

Ahora de 24 años, Crisia lidera 18 proyectos comunitarios con jóvenes en su pueblo. También dirigió a un grupo para renovar un edificio escolar con una fachada desmoronada cubierta con grafiti de pandillas. Crisia nota con orgullo que incluso algunos miembros de pandillas unieron sus esfuerzos para reparar y pintar las paredes.  

“Nunca pensé que me convertiría en una líder”, dice Crisia, quien recientemente ganó una beca completa del gobierno para la universidad en Santa Ana, donde estudia psicología. “Pero ahora, he terminado la escuela preparatoria, tengo un negocio, estoy en la universidad y tengo esta familia que amo—los jóvenes con los que trabajo para mejorar el futuro”.

Otra joven líder que impacta en la vecina Nicaragua

Cesia, que dirige su propio negocio de alimento para ganado en Nicaragua, está ayudando a cambiar las percepciones sobre el papel que desempeñan las mujeres en su comunidad. Ella comenzó su negocio hace dos años después de terminar la capacitación empresarial de Jóvenes Constructores.

En su pequeña ciudad de origen agrícola cerca de la frontera con Honduras, hay pocos trabajos disponibles fuera de la agricultura y la cría de ganado. “La mayoría de las mujeres se quedan dentro de la casa, no van a la escuela o al trabajo”, señala Cesia. Tampoco muchos jóvenes terminan la escuela preparatoria. “Están en el campo o simplemente en casa sin nada que hacer”.

Cesia, ahora de 22 años, estuvo una vez en la misma situación. “Solía ​​decir, me voy a quedar aquí, voy a morir aquí. Nunca soñé con un día tener hijos, un hogar o mi propio negocio”. Su forma de pensar cambió cuando entró en el programa Jóvenes Constructores. En las comunidades rurales, el programa alienta a los participantes a iniciar negocios como la cría de ganado, la apicultura o el turismo local.

Cesia aprendió a cuidar ganado y hacer alimento para ganado, que comenzó a vender a los agricultores locales. Jóvenes Constructores también enseñó a Cesia valiosas habilidades para la vida. “Aprendí a dejar de lado el miedo porque a veces estaba demasiado asustada”. Hoy en día, los vecinos a menudo la ven pedalear su bicicleta por el pueblo entregando cargas pesadas de alimento para ganado a sus clientes.

Cesia, en una bicicleta cerca de su propio negocio en la comunidad de Aguas Calientes, Somoto, Madriz, Nicaragua.

Cambio de percepciones sobre el trabajo de las mujeres

“No es común que las mujeres hagan este tipo de trabajo”, dice ella. “Y otras mujeres, cuando ven mi progreso, comienzan a creer que también pueden hacerlo”. Recientemente, Cesia fue mentora de otra joven en el pueblo que quería abrir una pequeña tienda de conveniencia. Cesia le dio instrucciones básicas de negocios y la ayudó a obtener un préstamo para alquilar un espacio y comprar un inventario. La tienda ahora está haciendo buen negocio con los habitantes locales, que antes tenían que viajar a la ciudad para comprar lo esencial.

Cesia entiende cómo la propiedad de una pequeña empresa puede transformar no solo a una persona, sino a toda una comunidad. Ella dice que ahora piensa mucho en el futuro. “Quiero que mi negocio crezca”, dice ella. “Para vender a granel, por camión, y contratar a más jóvenes. Primero, les enseñaré y luego, con su ayuda, atenderemos la demanda en esta zona. Y si es posible, abastecer a todo el municipio. Y si Dios lo permite, todo el país”.

Catholic Relief Services

Desde que Catholic Relief Services lanzó su programa Jóvenes Constructores, más de 10,000 jóvenes han participado. Alrededor del 70 por ciento de los graduados han encontrado trabajo, regresado a la escuela o ambos, y una gran parte de los graduados de Jóvenes Constructores son mujeres jóvenes.

Los programas de CRS promueven la igualdad social y la inclusión de las mujeres en América Latina y África Occidental al ayudarlas a transformar sus roles en la sociedad—desde ciudadanas de segunda clase hasta pacificadoras, dueñas de negocios y creadoras de oportunidades.

Actúa para apoyar a las mujeres en el Día Internacional de la Mujer. Solicita al Congreso que apoye el financiamiento de programas internacionales que empoderan a las mujeres alrededor del mundo.  ACTÚA AHORA

Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.