¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

La última frase de san Juan Pablo II antes de morir

©CATHOLICPRESSPHOTO
Comparte

La dijo en polaco, con voz frágil, seis horas antes de dejar este mundo rumbo al abrazo eterno del Padre

Por disposición del papa Benedicto XVI, los detalles significativos sobre el fallecimiento del papa san Juan Pablo II fueron reunidos en un informe divulgado en septiembre de 2005 y enlazado al boletín oficial del Vaticano, la Acta Apostolicae Sedis.

Con más de 200 páginas, el informe describe la jornada de partida del Papa polaco rumbo al abrazo eterno del Padre: 2 de abril de 2005, un sábado, día dedicado a Nuestra Señora y víspera de la fiesta de la Divina Misericordia, que él mismo introdujo en la liturgia de la Iglesia.

Según el horario italiano, Karol Wojtyla entró en coma a alrededor de las 19 horas y falleció a las 21h37, pero antes, aproximadamente a las 15h30, a pesar de su fragilidad, la fiebre y el tubo en su garganta, reunió las pocas fuerzas físicas que le quedaban para pronunciar su conmovedora frase de despedida.

En su lengua materna, el polaco, hizo un tenue pero claro pedido declaración, seis horas antes de partir:

“Déjenme ir a la Casa del Padre”.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.