Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Cuando la Virgen María “apuñaló” a una campesina

GHISALBA
Comparte

Un hecho documentado por los escritos de la época

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Corría el año 1453 y en un pequeño pueblo de la ciudad de Bérgamo en Italia, llamada Ghisalba, la Virgen María decide aparecerse a una humilde campesina anciana llamada Toniola.

Como de costumbre, la campesina se preparó a las primeras horas del alba para realizar sus labores cotidianos. Era el 14 de agosto, la vigilia de lo que mucho más tarde (después del año 1950) se festejaría el dogma de la Asunción.

Al ver que el granizo había destruido prácticamente toda la cosecha, se dirigió a la iglesia más cercana para rezar sus oraciones. Apenas terminados sus rezos, se preparó para desayunar cortando una rodaja de pan y bebiendo un poco agua.

En ese momento se le apreció la Virgen María y le ordenó: “Yo quiero que le digas a los hombres y a las mujeres de Ghisalba que edifiquen en este lugar una capilla a Dios y en mi honor. Y para que te crean, te clavaré tu cuchillo (el que llevaba para cortar el pan) en la garganta, que ninguno podrá quitar hasta que la capilla esté terminada”.

La Virgen apuñaló a Toniola sin hacerle ningún daño, y sin que la campesina tuviera ni la más mínima molestia o dolor. ¿No lo crees? Mira las imágenes:

Toniola era una mujer muy respetada por su piedad popular, que vivía en una época marcada por las epidemias, las guerras, la pobreza y la decadencia moral y de fe.

En una época de bandidos y acuchilladores, la Virgen María, emplea un signo explícito, con un lenguaje crudo para que todos los que estaban alejados de la fe, entendieran el mensaje.

La humilde Toniola, cumplió con su encargo y cuando la capilla fue terminada, se extrajo el cuchillo de la garganta sin ninguna dificultad, y delante de todo el pueblo que con gran estupor miraban asombrados.

A la Virgen fue llamada, Virgen de la Consolación, porque trajo consolación a todo el pueblo de Ghisalba en una época bastante oscura.

Este hecho increíble está documentado no solo por los documentos escritos de la época, sino también por una pintura dividida en tres tiempos que se conserva en el santuario: la aparición de la Virgen a Toniola, Toniola ante la Virgen con el cuchillo en la garganta y Toniola ante las autoridades con el cuchillo en la garganta. Debajo de las pinturas se lee toda la historia.

Por encima de la primera capilla construida para la Virgen luego se construyó una iglesia, que fue reconstruida en el siglo XVII y restaurada en 1850, dando lugar al santuario actual ubicado a aproximadamente 1 km a las afueras del pueblo, hoy meta de tantos peregrinos.

Fuente: parrocchiaghisalba.it

 

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.