¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Venezuela: Gobierno de Maduro afirma que hay “absoluta normalidad” tras insurrección militar

MADURO
Twitter-@NicolasMaduro
Comparte

El alzamiento, que incluyó el “robo de armas de guerra” durante la madrugada de este 21 de enero, tuvo reacciones tímidas y un comunicado en el que se advierte que les tratarán “con todo el peso de la ley”. Maduro se limitó, por ahora, a dar RT a Cabello y su ministro de Defensa, Padrino López

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

El ministerio de Defensa emitió un comunicado que firma el general Vladimir Padrino López a nombre de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana en el que confirma una intentona insurreccional durante la madrugada de este 21 de enero.

En el texto se indica que “aproximadamente a la 02:50 am, un reducido grupo de asaltantes adscritos al Comando de Zona número 43 de la Guardia Nacional Bolivariana, traicionando su juramento de fidelidad a la Patria y sus instituciones, sometió al Cap. Gerson Soto Martínez, comandante del puesto de coordinación policial Macarao, desde donde se desplazaron en dos (02) vehículos militares”.

Agrega que tras lo ocurrido “irrumpieron contra la sede del Destacamento de Seguridad Urbana ubicado en Petare, municipio Sucre, sustrayendo de allí un lote de armas de guerra y secuestrando bajo amenaza de muerte, a dos (02) oficiales y dos (02) guardias nacionales del referido destacamento”.

“Los delincuentes –continúa el comunicado- fueron rendidos y capturados en la sede de la Unidad Especial de Seguridad Waraira Repano, en Cotiza, municipio Libertador, también adscrita a la Guardia Nacional Bolivariana; adonde se habían dirigido, encontrando firme resistencia por parte de los oficiales y tropas profesionales allí acantonados. Cabe destacar, que durante la detención se logró recuperar el armamento robado y en los actuales momentos se encuentran brindando información de interés a los organismos de inteligencia y al sistema de justicia militar. A estos sujetos se les aplicará todo el peso de la ley”.

Concluye el texto indicando: “La Fuerza Armada Nacional Bolivariana rechaza categóricamente este tipo de actos, que con toda seguridad están motivados por oscuros intereses de la extrema derecha y son contrarios a las normas elementales de la disciplina militar, al honor y a las tradiciones de nuestra institución. En tal sentido, ratifica ante la colectividad, que todas sus unidades operativas, dependencias administrativas e institutos educativos, se encuentran funcionando bajo completa y absoluta normalidad. Así mismo ratificamos nuestro irrestricto apego a la Constitución y las leyes de la República”.

Marcha y contramarcha para el 23 de enero

El hecho ocurre en la víspera de la convocatoria una marcha por el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, para el 23 de enero, cuando se conmemora en Venezuela la caída de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez.

El parlamento es considerado como el “único poder legítimo” de Venezuela por la Iglesia, Estados Unidos y la Unión Europea. Tras el llamado de Guaidó, Diosdado Cabello anunció una “contramarcha” de la revolución para la misma fecha. No se conocen aún las rutas…

El líder político elevó su popularidad tras el poner un acento radical en la agenda de una oposición que se debate por hallar salida a la crisis. No obstante, aún son visibles las divisiones y la falta de una acción conjunta, más el desafío de superar la falta de credibilidad y confianza del electorado que les dio la mayoría a través del voto.

Además, en la práctica y bajo el alegato de un supuesto desacato al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), las decisiones de la AN son desconocidas por el gobierno de Nicolás Maduro, que sin embargo está cada vez más cercado en el plano internacional tras su toma de posesión para un nuevo mandato presidencial, considerado ilegal.

“Subordinación y lealtad militar”

El nuevo sonido de sables sucede a tan solo dos semanas de la asunción, el pasado 10 de enero, cuando realizó un acto con la Fuerza Armada precisamente para lanzar un mensaje de “subordinación y lealtad”.

Apenas cinco días después, el 15 de enero, realizó una presuntamente sorpresiva visita a la máxima comandancia de la FANB, desde donde transmitió en cadena de radio y televisión, vestido con el uniforme verde oliva, que tenía “fuerza física y moral para darle continuidad a la revolución militar”.

No se mostró solo. Las fotos oficiales en plano abierto, medio y cerrado, se esforzaron por mostrar lo que en la práctica pareciera tener grietas: unidad. Durante su reunión con el Estado Mayor Superior de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), calificó la actividad como “jornada de trabajo intensa”.

También dijo que “en este mundo, nadie respeta a los débiles, sino a los fuertes y a los leales, a los que están de pie y la practican y la demuestran”. Aunque considerada por muchos analistas como una reacción a la polémica por el diferendo limítrofe por el Esequibo, que se habría “colado” en la declaración del Grupo de Lima… otros ponen la mirada en el esfuerzo por mostrar cohesión en torno al mandatario.

Lealtad roja ¿tardía?

Dos elementos más a considerar: la lealtad roja, varias horas después del incidente y posterior al comunicado militar de Padrino López fue del segundo a bordo (que no pocos consideran el primero), Diosdado Cabello. Y el intento de minimizar el hecho por parte del también presidente de la “plenipotenciaria” Asamblea Nacional Constituyente (ANC), considerada ilegal por la Iglesia y la amplia mayoría de la comunidad internacional.

“Nuevamente nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana, Centinela de la Patria, captura y rinde a un pequeño grupo de asaltantes y traidores a la Patria que robaron un armamento para generar violencia y zozobra en la población. Nosotros Venceremos!!!” trinó Cabello a primeras horas de la mañana.

“Siempre alertas, desde la madrugada, una vez detectada la acción de un grupo de asaltantes, comenzamos con el contraataque para neutralizar los actos de los traidores a la Patria, quienes sin éxito atentaron contra la Paz de la República. Nosotros Venceremos!!” (SIC)

“Obligados a confinarse en Cotiza, el grupo de asaltantes, fueron neutralizados, rendidos y capturados, en tiempo record, ya están confesando detalles, lo primero q dijeron fue q les ofrecieron villas y castillos y los dejaron solos, q los habían engañado. Nosotros Venceremos!!” (SIC)

“Con absoluto respeto de los derechos humanos, como siempre ha sido, pero con la fuerza y firmeza que la ocasión amerita, nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana, responde a los ataques contra la Patria y su institucionalidad, vengan de donde vengan. Nosotros Venceremos!!” (SIC).

En ninguno de sus cuatro post –que culminan con: “¡Nosotros venceremos!” hizo mención a Nicolás Maduro, en línea con el ministro Vladimir Padrino López, quien a la misma hora retuiteó el comunicado desde la cuenta de prensa FANB con un solo trino advirtiendo: “Quien ultraje sus armas con infames vicios será castigado con todo el peso de la ley”. Maduro, por su parte, se limitó a retuitear a Padrino López y a Cabello…

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.