Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿La moral sexual es menos importante para el Papa que el clericalismo? ¡Falso!

©ALESSIA GIULIANI/CPP
Comparte

Se inicia la guerra cultural contra la próxima cumbre de abusos en el Vaticano

Hay autores que pretenden estar a salvo de poder alimentar insidias y guerras culturales usando la herramienta del blog. En esos espacios se comenta con veneno la crónica de los abusos y los escándalos que envuelven al clero. Por citar una muestra, se interpreta de mal modo las palabras del Papa ofrecidas en una entrevista pasada (2017), donde el pontífice se expresa sobre la moral de la “cintura para abajo”, en el contexto de un diálogo con el intelectual, Dominique Wolton, sociólogo francés, teórico de la comunicación, en el libro: “Política y Sociedad”.

Fuera de la imaginación de autores tendenciosos, lo que el Papa decía en ese ámbito circunscrito (la pregunta de Wolton) era que la moral no comprende solo la condena de algunos aspectos, olvidando otros. Es decir, Francisco invita a ver el pecado en su complejidad y totalidad, no particularizando los malos comportamientos sexuales, en el confesionario, y saboreándolos con morbosidad enfermiza por parte del confesor. ¡Nada más!

En ese bloque de la entrevista, no se refiere a los malos comportamientos de obispos abusadores de seminaristas o curas pederastas. El resto es tendencioso. El observador atento, sabe, por un lado, que Francisco condena desde siempre el clericalismo que produce esos abusos de poder que derivan también en abusos sexuales, y, por otro lado, denuncia que es una ‘misa negra’, un acto diabólico que un cura abuse de un menor, cuando su tarea es acercar a esa criatura al cielo. El mal se esconde en la visión binaria:  la moral de la “cintura para abajo”, es menos importante para el Papa que el clericalismo. ¡Falso!

Precisamente, es parcial la visión que intenta minimizar tales delitos y que insinúa que Francisco opera en esta hipocresía que contradice su política de ‘tolerancia cero’ y lucha contra los abusos, a la espera de una ‘acomodada’ próxima reunión anti pederestaria en el Vaticano (21-24 febrero 2019).

El caso del monseñor argentino, Zanchetta, está siendo investigado. Relacionar este asunto, con la presunta proximidad de Bergoglio a Zachetta desde tiempos remotos en Argentina, parecería más bien que no pesan los hechos, aún por definir, embotellándolos a una hipótesis de complot que involucra al mismo pontífice en un supuesto encubrimiento y clericalismo.

La agencia AP ha informado que el Vaticano conocía las denuncias contra Zanchetta desde 2015 y 2017. La voz de algunos sacerdotes involucrados contradice la posición oficial, sin embargo, no es la primera vez, que la narración periodística, necesaria en la búsqueda de la verdad, pierda el filo de los tiempos en una institución más compleja de lo aparente y donde el hermetismo de la información diplomática no facilita las cosas. En todo caso, la presunción de inocencia, es un valor, no solo para la Iglesia, sino para la justicia de los hombres. Justicia y no justicialismo. La Congregación para los Obispos ahora tiene la responsabilidad de aclarar los hechos.

Respecto al caso de monseñor Zanchetta, el Director “interino” de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, denunció, este martes 22 de enero del 2019, “algunas reconstrucciones engañosas” publicadas por algunos “medios de comunicación” y reiteró “firmemente lo que se declaró el 4 de enero”: En el momento de su nombramiento como consejero “no había surgido ningún cargo de abuso sexual” y que “las acusaciones” se remontan a “este otoño [boreal]”. Asimismo confirmó que  “se está estudiando el caso y que al final de este procedimiento se dará información sobre los resultados”.

Zanchetta está suspendido de su encargo como consejero al APSA (un cargo que no implica responsabilidad de gobierno para el dicasterio), por orden del Papa debido a la acusación de abusos contra seminaristas mientras estos estaban a su cargo en la diócesis de Orán. Ante la evidencia, queda claro también que el juicio mediático es más rápido, hasta el punto de sobreponerse o superar la justicia civil y canónica.

Otro hecho, es que Francisco prometió que el encuentro antipedofilia en el Vaticano será operativo, pastoral y pondrá claro el método y la forma en que los obispos deberán actuar a nivel local y global para acabar con la lacra de los abusos en los cinco continentes.“El Encuentro de febrero sobre la protección de los menores tiene un objetivo concreto: la finalidad es que todos los obispos tengan absolutamente claro lo que se necesita hacer para prevenir y combatir el drama mundial de los abusos a menores”, como confirmó Alessandro Gissotti, director ad Interim de la Oficina de Prensa de la Santa Sede. Los hechos, en ese caso, hablarán por sí mismos.

[Ultima actualización: 15:00 h. Roma]

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.