Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

El Banco Mundial señala correlaciones entre la informalidad y la baja productividad en América Latina

WOMAN
Comparte

Seis de cada diez personas está en la informalidad y generan un tercio del PIB regional

El ultimo reporte del Banco Mundial se focalizó en se centró en los alcances del trabajo informal, analizando sus relaciones con un menor acceso al sistema financiero, una menor productividad de las empresas y también una marginación de beneficios para los trabajadores; como las pensiones.

Desde el 2010, la institución viene alertando acerca de que la mitad de los trabajadores de la región están excluidos de los derechos fundamentales a la seguridad social, lo cual ocurre cuando el empleo es vulnerable. Para el 2014, ya el fenómeno presentaba un escenario preocupante, con casi el 50% de la fuerza laboral trabaja de manera irregular.

Los expertos coinciden en destacar dos grupos diferenciados: aquellos que, al no encontrar empleos atractivos, optan por trabajar por cuenta propia y deciden excluirse de los beneficios del estado; y los que no logran conseguir un trabajo dentro del circuito de la formalidad, mayoritariamente a causa de su nivel de estudios. El denominador común en ambos casos suele ser que trabajan en PYMEs. En el caso de Venezuela, el caos económico y el cierre de empresa, ha catapultado a un importante porcentaje de la población hacia el trabajo informal. Y es que la informalidad tiende a ser más alta en los países con un entorno institucional más débil.

A la fecha, según estimaciones del Banco Mundial “aproximadamente seis de cada diez personas empleadas en la región lo están en la informalidad. La informalidad ha sido asociada con un menor crecimiento, con más baja productividad y con mayores niveles de inequidad”.

El estudio señala que hay una dispersión alta entre países, con economías como la chilena en la cual el sector informal representa un 16% del PIB y otras como el caso de Bolivia en el que esta modalidad supera la mitad y llega hasta el 56%. En Brasil, por ejemplo, observan que “las inspecciones fueron más efectivas que los incentivos a la hora de convencer a las empresas brasileñas de operar en el sector formal”.

¿Lo más destacado del estudio?

Las correlaciones entre la informalidad y la baja productividad. En Paraguay, los negocios sin contratos formales afectan negativamente el rendimiento de las contrataciones en regla.

Algunos resultados del estudio son reveladores: En Brasil, las empresas informales tienen menos productividad que las empresas formales. Y en México, una reforma que simplificaba el proceso para abrir un negocio en el país tuvo éxito para aumentar la cantidad de empresas registradas pero no tuvo impacto en la informalidad, ya que los dueños de los nuevos negocios eran antiguos empleados de firmas formales y no trabajadores sin contrato.

La informalidad afecta el ahorro de los trabajadores y también les da un menor acceso al sector financiero y para las empresas encarece el costo del capital y del crédito, al tiempo que notan que, en toda la región, el aumento de la informalidad ha estado asociado a contribuciones de pensiones más bajas.

¿Qué hacer?

La entidad advirtió que, para reducir la informalidad, hay que entender las causas y las características de los mercados con dinámicas propias en los diferentes países pues las políticas para levantar barreras para el tránsito hacia el sector formal de la economía, obviamente arrojan resultados dispares.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.