Aleteia

La oración de san Ambrosio para superar las tempestades

SAILING
Comparte

Al «Señor Jesús, quien con su palabra manda a la tormenta calmarse y que se propague en el mar la calma»

San Ambrosio es uno de los más importantes doctores que la Iglesia de occidente tuvo en la antigüedad. Mirarlo a él es ver la figura ideal del obispo, pastor, liturgista y mistagogo.

Fue todo para Dios y todo para el pueblo, era un excelente orador y componía cantos hermosísimos capaz de encantar incluso a un intelectual refinado como Agustín de Tagaste, que cambió totalmente de vida gracias a él.

Son también preciosas las muchas oraciones que compuso, como esta:

 

El Señor nos permita navegar,

al expirar, con un viento favorable,

sobre una nave veloz,

atracar en puerto seguro;

no conocer espíritus malignos,

tentaciones más fuertes

que las que podamos sostener;

ignorar los naufragios de la fe;

tener una calma profunda,

y si algún advenimiento se desencadena contra nosotros

en las olas de este mundo,

estar atento al timón para ayudarnos,

el Señor Jesús, quien con su palabra

manda a la tormenta calmarse

y que se propague en el mar la calma.

A Él honor y gloria, alabanza perenne por los siglos de los siglos.

Amén.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.