¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Milagro en la calle: bebé nace tras la muerte de su mamá atropellada

Comparte

La policía que la encontró: "Dios estuvo ahí con nosotros para darnos la sabiduría necesaria en un momento así"

“Quiero que esa beba se llame Milagros, porque eso fue, Dios estuvo con nosotros en cada momento”. Así sintetizó el increíble acontecimiento que le tocó presenciar la oficial de policía Emilce Iramaín, testigo y descubridora de un hallazgo que, según ella y los médicos, es un milagro.

La noche del viernes, mientras patrullaban Buenos Aires (Argentina) en la intersección de las rutas 8 y 202, en San Miguel, Emilce y su compañero Gonzalo advirtieron que un camión atropelló con su acoplado a un transeúnte. Al acercarse, Emilce vio que yacía el cuerpo de una mujer sin vida, pero advirtió que algo se movía en sus pantalones. La mujer, que había fallecido segundos antes, estaba dando a luz. En plena calle.

El compañero de Emilce cortó el tránsito mientras ella ayudaba a la niña a completar su nacimiento. “Todavía no entiendo ni de donde saqué ese coraje de romper el pantalón y asistir a la criatura que gritaba por vivir, estaba naciendo!!”, escribió en redes sociales. La ambulancia no tardó en llegar, y cuando la bebé empezaba sentir el frío de la noche pudo ser trasladada al Hospital Larcade.

Durante esa noche que difícilmente olvidará, Emilce pudo acercarse hasta el Hospital para realizar controles toxicológicos al conductor y preguntó por la niña. Le informaron que ya estaba bien, sin un rasguño, pesaba poco más de 2 kg, y estaba internada en la Neonatología. “No puedo explicar la alegría que sentí al verla, la satisfacción de saber que obramos bien en el momento justo y Dios estuvo ahí con nosotros para darnos la sabiduría necesaria en un momento así”, escribió.

Pasaron unos días hasta que apareció un familiar de la niña. “Nos agradeció, nos abrazó, y lloró de felicidad; dijo que a pesar de la desgracia le dejamos con vida un pedacito de su hija”, relató Emilce.

La joven mamá frecuentaba ese cruce de rutas donde lavaba parabrisas de los vehículos. De hecho los policías la habían visto cuando se dirigían a un procedimiento, cinco minutos antes. El accidente ocurrió en la semana 34 de embarazo, pero para que se haya iniciado el parto como se inició, solo, tienen que haber coincidido varias variables. Básicamente, las condiciones para que el parto se produzca, aún con el golpe, dan cuenta de un trabajo de parto ya iniciado, con condiciones de dilatación adecuadas. No hay explicaciones lógicas que puedan explicar lo acontecido. Más cuando como relataron los policías, el acoplado arrasó completamente a la mamá. Y aún cuando por el accidente se haya expulsado el bebé, el que haya nacido sin ningún tipo de problemas por el impacto, y el que personal idóneo como el policial haya estado a metros del accidente para permitir la sobrevida del niño y activar la emergencia, también dan cuenta de motivos para creer en un milagro.

Emilce y Gonzalo serán ascendidos dentro de la Policía de la Provincia por su gran desempeño en el nacimiento de Milagros, un milagro en la calle.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.