¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

La polémica sobre el cuerpo incorrupto del Padre Pío

Comparte

Al final, ¿el cuerpo del Padre Pío está incorrupto o no? Expertos del Vaticano responden

Recientemente, publicamos en nuestra fanpage la foto de la máscara de silicona que cubre los restos mortales del Padre Pío (foto de arriba).

Informamos en el pie de foto que esta cubre el rostro del santo, que está parcialmente descompuesto. Esa simple información desencadenó la decepción, y comentarios que dudaban de la calidad de nuestras fuentes y un mundo de gente ofendida.

Mira el dato curioso: jamás ninguna autoridad de la Iglesia ha declarado que el cuerpo del Padre Pío esté milagrosamente incorrupto.

Sin embargo, varios sitios católicos han divulgado esa “información” y llevando a millones de personas a creer devotamente en ello.

Por lo tanto, por respeto a todos lo que acompañan nuestro trabajo, presentamos ahora la opinión de expertos del Vaticano sobre el cuerpo de nuestro venerado Padre Pío.

Nuestra fuente es una entrevista realizada por Stefano Campanella, periodista, escritor y director del Tele Radio Padre Pío, y por Padre Pío TV. Los entrevistados son los miembros de la comisión de expertos designados por el Tribunal Eclesiástico para ese asunto.

¿En qué condiciones fue encontrado el cuerpo tras la exhumación?

Quien responde a esa duda es Nazzareno Gabrielli, experto del Vicariato de Roma para la conservación de los santos y bioquímico al servicio de la Santa Sede.

Mira el nivel de su autoridad: además del cuerpo del Padre Pío, Gabrielli ha cuidado los restos mortales de santa Clara de Asís, san Juan XXIII, Pío IX y Pío X. ¿Está bien para ustedes?

Gabrielli explicó que, al abrir el féretro de Padre Pío, se verificó que:

La piel del rostro aún existía

Aún tenía orejas y labios

Tenía barba y bigote

No tenía ojos ni nariz

La cabeza, el tronco y la cadera estaban en buenas condiciones

Los miembros inferiores estaban muy deteriorados

Lo que más sorprendió a todos los miembros de la comisión durante el examen del cuerpo fue la ausencia absoluta de malos olores.

Según el obispo diocesano Domenico D’Ambrosio, que acompañó la exhumación, la parte superior del craneo estaba parcialmente esquelética, la barbilla estaba perfecta y el resto del cuerpo estaba bien conservado (Fuente: Il Tempo). En la foto de abajo, es posible ver que las manos del cuerpo del Padre Pío están bastante deterioradas.

¿El cuerpo recibió algún tratamiento tras la exhumación?

Sí, el cuerpo del Padre Pío recibió tratamiento químico para permanecer conservado después de la exhumación.

Gabrielli reveló que fue aplicada “una solución de elevada concentración de formalina en alcohol”. El procedimiento fue completado con creosota, ácido benzoico y esencia de trementina.

El cuerpo se envolvió con bandas embebidas en una solución química embalsamadora, con la excepción de la cabeza. Después fue colocado sobre un colchón lleno de gel sílice, para absorber la humedad.

Finalmente, fue colocado dentro de una urna con tecnología especial: el aire dentro de la misma fue sustituido por nitrógeno, lo que evita cualquier proceso de oxidación e inhibe el desarrollo de microflora bacteriana y hongos aeróbicos.

¿Se verificó algo sobrenatural sobre las condiciones del cuerpo?

Quien responde a esa pregunta central es Orazio Pennelli, médico legista. De 1977 a 2005 fue director sanitario de la Casa Sollievo della Sofferenza (Casa de Alivio del Sufrimiento), hospital fundado por el Padre Pío:

Espero no escandalizar a nadie al afirmar que la esperanza humana ha sido decepcionada, pero pienso que íntimamente cada uno de nosotros alimenta la idea de que su cuerpo está incorrupto o por lo menos que fue descubierta alguna señal sobrenatural. Desgraciadamente, las transformaciones naturales, a pesar de haber mantenido su semblante humano, aniquilaron todos los vestigios de los “sellos sagrados” que el Señor imprimió en el “cuerpo” que durante medio siglo envolvió la “verdadera esencia de la Cruz” y que era el “crucifijo de inmensos dones espirituales”.

En otras palabras: íntimamente, él alimenta la esperanza de que hay algún factor sobrenatural en relación a los restos mortales del Padre Pío. Pero como científico no hay indicios para afirmar eso.

Es eso, ¡hermanos! Padre Pío fue un hombre de santidad estupenda, con la vida rodeada de intensos sufrimientos y humillaciones. También manifestó diversos dones extraordinarios e hizo muchos milagros.

Por eso alimentar ilusiones sobre sus restos mortales es algo absolutamente innecesario, y no ayuda a nadie a ser un cristiano mejor.

No seamos como algunas personas ávidas por creer en el primer evento sobrenatural que les anuncian. La fe católica está por encima de todo el llamado a ser santos en la banalidad de lo cotidiano.

Hay numerosos y bellísimos eventos sobrenaturales que rodean el catolicismo; la Sábana Santa, por ejemplo, es una reliquia imposible de ser explicada por la ciencia. Pero seamos siempre equilibrados y prudentes en relación a milagros que la Iglesia no confirma.

*****

Entrevista completa en italiano de Stefano Campanella, haz clic aquí.

Por Catequista

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.