Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Emoción en las redes al ver a este papá rezar a Dios junto a su hijo recién nacido

Victor Calmon
Comparte

“Me vino un miedo increíble. Tenía una vida que cuidar. Entonces me quité la pena, me arrodillé y hablé con Dios”

Un joven padre, de rodillas, al lado de la cuna del hijo recién nacido, en oración a Dios.

Esta es la escena que está emocionando a miles de internautas desde que se compartió en la red social Instagram por su protagonista, Victor Calmon, 33 años, papá del pequeño Iván, nacido en julio.

La imagen, de la fotógrafa JanaBrasil, es de la misma época, pero ha repercutido ahora porque fue republicada por diversas páginas.

Víctor escribió en la foto:

“Ese momento en que te cae el veinte, que te tiembla la mano y que realmente descubres el motivo por el que estás en este mundo. A Dios le digo gracias, a mi mujer le digo te amo y a mi hijo le digo bienvenido”.

Víctor fue entrevistado por la revista Crescer, y contó que el gesto sucedió con naturalidad:

“Me vi en una situación complicada, ¿sabes?, en que todo era nuevo, y me vino un miedo increíble. Al final, ya no me preocuparía más solo de mí; tenía una vida que cuidar. Entonces me quité la pena, me arrodillé y hablé con Dios. Le pedí que me ayudara a evolucionar, a ser un hombre mejor, un buen padre, un buen marido y me diera más ganas de crecer, de trabajar, para que no faltara nada”.

La bendición de tener un hijo está haciendo que Víctor y la esposa Luana lidien bien con los temores naturales por el bien de su bebé. Concluye él:

“Ya no tengo tiempo para mí. Además de trabajar, siempre que puedo ayudo a mi esposa Luana a bañar y cambiar el pañal. Pero todo vale la pena cuando llego a casa y veo la sonrisa de Iván”. 

Victor Calmon
Victor e Ivan Calmon, por Jana Brasil Fotografia / Instagram (Reprodução)
Victor Calmon
Victor e Ivan Calmon, por Jana Brasil Fotografia / Instagram (Reprodução)
Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.