Aleteia

Quechua, idioma para todos

PERUVIAN
Comparte

¿Alguien podría dejar de hablar en su idioma natal?

¿Por qué arrancar de la boca aquellas palabras que nacen de un idioma natal?. Este es el reto que se han impuesto cinco jóvenes peruanos procedentes del ande. “A mis padres les daba temor enseñarme a hablar en mi lengua natal, el quechua”, cuenta el ingeniero electrónico Luis Camacho Caballero para Aleteia.

A sus 43 años el joven egresado de la Universidad Católica del Perú busca preservar el Idioma Quechua. Revitalizarlo a través de la inteligencia artificial, este es su objetivo. Camacho intenta salvar el idioma de sus ancestros. “Darle voz a más de 4 millones de personas que hablan quechua”.

Golpeado por la discriminación en el Perú, el quechua, está a punto de fenecer. Y es que en el sur del Perú en Ayacucho, Apurímac, Puno y Cusco muchos peruanos dejan de aprender “los conocimientos, libros, clases. Todo está en castellano”, así lo contó Lorenzo Ruiz de la Vega Tenorio a la prensa peruana. El joven de 27 años explica que al contar historias solo hallaban coincidencias.

¿Cómo salvar el quechua?

Fue así como Lorenzo integrante de este equipo se dedicó a la búsqueda de voces quechua hablantes. En su periplo visitó programas radiales producidos en quechua. Consiguió más de dos mil horas de locuciones para incorporarlos en el “Corpus” del Idioma quechua sureño, una gran base de datos de voces y textos en esta lengua. 

La idea del proyecto es desarrollar herramientas digitales que permitan reconocer el quechua con solo oírlo, y convertir el idioma de voz a texto. Para el autor de este proyecto, el más grande a nivel mundial, solo de este modo se podrá recuperar la lengua materna de muchos peruanos.

Camacho ha ideado un programa especial (software) con la asistencia de profesionales de la ingeniería y la comunicación. A través de dicho programa digitalizado se podrá llevar al lenguaje escrito; palabras, mensajes, historias y discursos hablados en quechua.

Voluntarios a la carga

“Mi sueño es crear una máquina capaz de sostener una conversación en Quechua”, el idioma de sus padres nacidos en Abancay, cuenta Luis Camacho. Un sistema que pueda responder en su lengua. “Chay mana qullunampaq” (para que no se extinga). Luis no deja de soñar en grande “espero realizar la portabilidad computacional de todos los idiomas sudamericanos”.

Este es el primer paso para los miles de peruanos que como Lorenzo, el único quechua hablante del grupo, no quieren ocultar su voz. Hasta el momento 1.050 quechua hablantes se han sumado a esta cruzada para alimentar la biblioteca de voces.

Sin embargo, aún se requiere para su desarrollo diez mil horas de audio en quechua. El programa Quechua ASR avanza al 60% pero requiere con urgencia más quechuahablantes.

El investigador que habla inglés, portugués, alemán y lleva clases de quechua. Una vez que funcione esta tecnología buscará crear un traductor de voz a voz, es decir, cuando una persona hable en quechua, la máquina traduciría al inglés. Espera tenerlo listo para el bicentenario del Perú en el 2021.

Los científicos Reynaldo Baquerizo, de la Pontificia Universidad Católica del Perú, Ronald Cárdenas de la Universidad Nacional de Ingeniería, Rodolfo Zevallos, Nelsi Melgarejo de la Universidad Nacional del Callao y Lorenzo Ruiz comunicador de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya, es el equipo multidisciplinario que lleva adelante Luis Camacho para evitar que esta cultura se silencie y desaparezcan algunas prácticas ancestrales.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.