Aleteia

Avicii: un sueño convertido en una pesadilla real

TRUE STORY
Netflix
Comparte

Un documental preconizaba su trágico final… visto por él mismo

Avicii ha muerto. Ese fue el bombazo del 20 de Abril. No se ha dicho más al respecto. El afamado DJ sueco solo tenía 28 años. Su cuerpo sin vida apareció en Mascate, población del asiático sultanato de Omán. No se ha especificado la razón de su temprana muerte: solo se ha especulado al respecto: hace años le fueron extirpados tanto la vesícula biliar como el apéndice, por pancreatitis de repetición, muy probablemente causadas por una mezcla de alcoholismo y estrés y depresión. Algo que él mismo explica en el documental que narra su ascenso al estrellato y su retirada de los escenarios.

El largometraje fue estrenado el año pasado, se titula “True Stories” y se puede ver en NETFLIX. Nos cuenta una historia de hipotético final feliz. Tim Bergling, rebautizado como Avicii, fue el chico revelación de la música house y electrónica. Era capaz de crear, una detrás de otra, melodías mágicas que se encaramaban rápidamente a lo más alto de las listas de ventas.

Todo comenzó en una barriada de Estocolmo en la que creaba música con su ordenador, encerrado en una habitación minúscula en la que había poco más espacio que el necesario para que cupiese su cama. Se iba a dormir a las quinientas todos los días. Lo hacía en la azotea (entendemos que en verano), donde, nos cuenta uno de sus amigotes, se bronceaba a la vez que descansaba, en un curioso dos por uno.

Su primer gran éxito fue “Levels”, una de los mayores odas al “buenrollismo” que nunca se haya alumbrado. Sólo hay que escucharla para animarse. Las escasas palabras que se cantan confirman la masiva secreción de endorfinas, que invitan a bailar y a fluctuar: “A veces, tengo una buena sensación. Consigo una sensación que nunca antes he tenido”. Es un canto a la búsqueda de mociones, a la búsqueda de la felicidad en el instante pasajero. Juventud, divino tesoro.

Entre 2008 y 2016 estuvo todo el tiempo prácticamente de gira. Sólo tuvo ciertos momentos de descanso debidos a sus frecuentes dolores de estómago (que combatía con potentes analgésicos a los que se hizo adicto), y a su creciente ansiedad, que le fue impidiendo, actuación tras actuación, disfrutar la vida. En ese tiempo actuó en público más de 800 veces por todo el mundo. Con avión privado, fiestas, continuas presiones de la industria y una frenética obsesión por la creación de nuevos éxitos que cada vez paría con mayor dificultad.

La película termina en una playa paradisíaca en la isla Santa María de Madagascar, donde Avicii se retira a crear. Ya se ha liberado de todos sus conciertos, de su mánager y de su discográfica. La narración llega a su culminación. Los problemas se han superado de la mano de Jung, el talonario y el consumo “new age” de cultura de la relajación y de balneario. El genio de la música parece haber madurado. Ya no se le oculta el verdadero valor de las cosas importantes, y se retira solo, consagrándose a una vida bella y pausada de compositor, una vida, como él mismo acaba diciendo, “con muchas recompensas”.

Dos años después ha muerto. Tuvo buenas intuiciones que se aprecian en alguno de sus grandes hits. En “Wake me up” hace una vigorosa llamada al despertar de la propia conciencia sobre lo que vale la pena, aunque termina en la afirmación de una autenticidad solo apta para jóvenes, guapitos y modelos. En “Waiting For love” se expresa su búsqueda constante de un amor capaz de satisfacerlo. Algo que no consigue encontrar, y así su tiempo se torna una especie de trampa mortal, en un eterno retorno de la insatisfacción.

Una historia triste que deja la autoayuda en la cuneta. El sueño dorado que nos intentaban vender se revela en pesadilla. El deseo humano está hecho para algo más consistente que las farras, las lucecitas, el chumba-chumba, las sonrisas psicotrópicas y los gurús del secreto. La evidencia clama en un cadáver demasiado joven.

 

Ficha Técnica

Director: Levan Tsikurishvili


Guionista: Levan Tsikurishvili


Reparto: Avicii (Tim Bergling), Chris Martin, Nile Rodgers, David Guetta, Wyclef Jean, Madonna, etc.


Género: Documental 


Año: 2017


País: USA

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.