Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

La verdad sobre la renuncia de Benedicto XVI: revelaciones de un nuevo documental

BENEDICT XVI
Jeffrey Bruno-Aleteia
Comparte

Sus colaboradores desmienten que la causa haya sido la filtración de documentos a la prensa o la cuestión de los abusos sexuales

Era el 11 de febrero de 2013 cuando Benedicto XVI comunicó al mundo su decisión de renunciar al ejercicio del ministerio papal. Un evento histórico que ha dejado muchos interrogantes.

Cinco años después, con motivo de los 91 años del Papa emérito, se ha presentado en el Vaticano el documental “Benedicto XVI, la hora de la verdad” para aclarar precisamente los motivos de aquella decisión.

Reviven aquellos momentos algunas de las personas más cercanas a Joseph Ratzinger, como su hermano, Georg; el padreFederico Lombardi, antiguo portavoz de la Santa Sede; o el prefecto de la Casa Pontificia, monseñor Georg Gänswein, quien durante años fue su secretario personal.

El cardenal Christoph Schönborn, arzobispo de Viena y uno de los discípulos teológicos del profesor Joseph Ratzinger, se conmueve al compartir algunas confidencias.

Recordando a la hermana fallecida, María, particularmente querida por el Papa emérito, el cardenal Schönborn revela: “El día posterior al cónclave [en el que fue elegido Papa], cuando entró en la Casa de Santa Marta para desayunar, en la mañana, vestido de blanco… –nuestro querido profesor, nuestro amigo, sí, vestido de blanco…–, nos saludó personalmente a cada uno y yo le dije: ‘Santo Padre, ayer, durante su elección, pensé en su hermana, María, y me preguntaba si ella le dijo al Señor: ‘Toma mi vida, pero deja aquí a mi hermano’. Y él me respondió: ‘Creo que sí’”.

Un momento decisivo de la película ayuda a comprender la decisión de Ratzinger de retirarse. Lo explica  Stephan Horn, quien había sido su asistente en la Universidad de Ratisbona, discípulo y amigo: “El médico le había dicho que no podría viajar a Brasil para participar en la Jornada Mundial de la Juventud. Por tanto, decidió presentar antes la renuncia”.

El padre Federico Lombardi recuerda la impresionante responsabilidad propia de un Papa y el maratón diario de compromisos, públicos y privados que la caracterizan (ceremonias litúrgicas, viajes, largas reuniones, audiencias…). El Papa Ratzinger no hubiera podido afrontar tanto esfuerzo con la inexorable pérdida natural de las fuerzas a causa de la edad. Según el sacerdote jesuita, es evidente que éste fue el verdadero motivo de su renuncia.

Monseñor Georg Gänswein desmiente categóricamente que el motivo de la renuncia del Papa Benedicto haya sido la filtración a la prensa de documentos por parte de su mayordomo (el famoso “Vatileaks”), traición que provocó un profundo sufrimiento para su corazón, o el peso de tener que afrontar la crisis provocada por los abusos sexuales de personas de Iglesia.

El documental, de 48 minutos de duración, ha sido producido por la agencia televisiva Rome Reports, en colaboración con el canal televisivo del episcopado italiano TV2000, y la Fundación vaticana Joseph Ratzinger, gracias al patrocinio de la Fundación Doctor Ramón Tallaj.

Durante la presentación del documental en la Filmoteca Vaticana, en presencia de monseñor Gänswein, Dr. Ramón Tallaj, presidente de  SOMOS, red de médicos del área de Nueva York, particularmente comprometidos con causas humanitarias, subrayó la continuidad entre el pontificado del Papa Benedicto y el del Papa Francisco al servicio de la Iglesia y de la humanidad.

Gänswein confirmó que el Papa Benedicto mantiene toda su lucidez intelectual y reconoció su paulatina pérdida de fuerzas físicas. Subrayó la serenidad de su vida de retiro junto a la pequeña comunidad del monasterio que lo acoge en el Vaticano.

El documental “Benedicto XVI, la hora de la verdad” ha sido producido en inglés, español e italiano y ahora será distribuido en todo el mundo.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.