Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

Shannen Doherty y cómo el cáncer la hizo mejor persona

DOHERTY
Kathy Hutchins - Shutterstock
Comparte
Comenta

Acaba de superar la enfermedad y ahora disfruta cada segundo de su vida

Muchos hemos conocido a la actriz Shannen Doherty, por los papeles de Jenny Wilder la hija adoptiva de Laura Ingalls en La Casa de la Pradera, Brenda en la famosa serie de los 90, Beverly Hills 90210 y Prue Halliwell en Embrujadas.

Shannen siempre estuvo en continuo movimiento con su carrera laboral hasta que en febrero del 2015 anuncia entre lágrimas que padecía cáncer de mama.

Tuvo que someterse a varias secciones de quimioterapia y a una mastectomía, sin embargo desconsolada, tuvo el valor de compartir todo su dolor, sus miedos y sus esperanzas en su cuenta de Instagram, incluso hasta cuando le fue difícil imaginarse un futuro.

Su madre, su esposo y sus amigos siempre la acompañaron, fue una gran lucha y con final feliz, porque la actriz hace un mes ha anunciado que ha vencido la batalla del cáncer y ya está trabajando de nuevo.

Pero ahora lo hace en un modo diferente, disfruta cada segundo de su vida y agradece a Dios por haberle dado una segunda oportunidad.

En un post, siempre en Instagram, ha declarado que el cáncer la hizo mejor persona. Cuando se sentía fea se veía más hermosa por dentro. Ahora, a pesar de la remisión de su enfermedad, siente que el cáncer estará allí para siempre en su vida provocándole una montaña rusa de emociones, necesitando aun apoyo y amor .

Finaliza diciendo “ Ahora puedo comprender la vida y vivir, vivir, vivir”

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.