Aleteia logoAleteia logoAleteia
lunes 06 diciembre |
San Sabas
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Francisco pide iglesias de servicio, no supermercados

photos-de-tibo-cc

Radio Vaticano - publicado el 24/11/17

Hay que purificar el templo, y se hace con estas 3 cosas, dice el Papa en una homilía en la Casa Santa Marta del Vaticano

Vigilancia, servicio, gratuidad: son las tres palabras que el papa Francisco subrayó en la homilía de la misa del 24 de noviembre de 2017 en la Casa Santa Marta.

Lo hizo al comentar las dos lecturas de la liturgia: la primera del Libro de los Macabeos y la segunda del Evangelio según san Lucas, cuyo tema común es la purificación del templo.

Como Judas y sus hermanos volvieron a consagrar el templo profanado por los paganos, así Jesús echó a los mercados de la casa del Señor, transformada en una cueva de ladrones.

Pero, pregunta Francisco, ¿cómo se vuelve puro el templo de Dios? A través de la vigilancia, el servicio y la gratuidad.

Vigilar pertenecer solo a Dios

«El templo más importante de Dios es nuestro corazón«, dice el Papa, «dentro de nosotros habita el Espíritu Santo. Pero ¿qué pasa en mi corazón?»

«¿He aprendido a vigilar dentro de mí, para que el templo de mi corazón sea sólo para el Espíritu Santo?

Purificar el templo, el templo interior y vigilar. Estáte atento, estáte atenta: ¿qué sucede en tu corazón? ¿Quién viene, quién va? ¿Cuáles son tus sentimientos, tus ideas? ¿Hablas con el Espíritu Santo? ¿Escuchas al Espíritu Santo?

Vigilar. Estar atentos a qué pasa en nuestro templo, dentro de nosotros».

Cuidar el templo

Jesús, continúa el Papa, de manera especial «está presente en los enfermos, en los que sufren, en los que tiene hambre, en los encarcelados». Él mismo lo dijo:

«Y yo me pregunto: ¿sé cuidar ese templo? ¿Cuido el templo con mi servicio? ¿Me acerco para ayudar, para vestir, para consolar a quienes lo necesitan?

San Juan Crisóstomo reprendía a quienes hacían muchas ofrendas para decorar, para embellecer el templo físico y no cuidaban a los necesitados. Los regañaba diciendo: ¡No, esto no está bien. Antes el servicio, y luego las ornamentaciones!».

Purificar, por lo tanto, el templo que son los demás. Y, prosiguió el Papa «cuando nosotros nos acercamos para prestar un servicio, para ayudar, nos parecemos a Jesús que está ahí dentro».

Gratuidad

La tercera actitud indicada por el Papa es finalmente la gratuidad y lo explica:

«Cuántas veces con tristeza entramos en un templo; pensemos en una parroquia, un episcopado, no sé…- pensemos – y no sabemos si estamos en la casa de Dios o en un supermercado. Hay comercios, incluso una lista de los precios para los sacramentos. Falta la gratuidad. Y Dios nos ha salvado gratuitamente, no nos hizo pagar nada».

Francisco anticipa una objeción: pero es necesario tener dinero para que sigan adelante las estructuras, mantener a los sacerdotes, etc…., y responde: «Tú da la gratuidad y Dios hará el resto. Dios hará lo que falta».

Que nuestras iglesias, concluye, sean «iglesias de servicio, iglesias gratuitas».

Por Adriana Masotti

Tags:
homiliapapa franciscosanta martaServicio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.