¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

Santa Laura Montoya y una nueva parroquia en su honor

MARINILLA
Comparte

La primera santa colombiana y una obra misionera que dejó huella

La Madre Laura es recordada por sus hijas “Lauritas” y fieles colombianos como aquella mujer decidida y arriesgada que no dudó en su respuesta pronta cuando de anunciar la fe se trataba. Su ardor por la salvación de las almas que se sostenía en su profundo amor a Dios la llevó siempre a salir a las periferias, a estar en misión.

En nuestros días en diversos rincones de Colombia va creciendo la devoción a esta primera santa colombiana que, desde el cielo, sigue intercediendo por la misión en estas tierras. Son muchos los peregrinos que día a día llegan al Santuario ubicado en Medellín: vienen de distintas partes de Colombia y del mundo.

 

MARINILLA
cec.org.co

 

Intercediendo por las comunidades de fe

Hace unas semanas el Papa Francisco durante su visita a Colombia, en el encuentro con los consagrados en Medellín, hizo referencia a esta la santa colombiana. “Pensamos en santa Laura Montoya, una religiosa admirable cuyas reliquias hoy tenemos aquí. Ella desde esta ciudad se prodigó en una gran obra misionera en favor de los indígenas de todo el país”.

Esta mujer tuvo la fuerza de impulsar su obra misionera que en el día de hoy ya ha llegado a muchos países. Y fuera de eso, se le están confiando en la actualidad comunidades parroquiales que se erigen en honor a su nombre.

Así ha pasado en el municipio de Marinilla (Antioquia) que en el marco de su Fiesta el obispo de la diócesis de Sonsón-Rionegro, monseñor Fidel León Cadavid Marín, presidió la eucaristía donde inauguró la parroquia en honor a la primera santa colombiana.

Esta fiesta de fe contó con la presencia del alcalde municipal, el presidente del concejo y la comunidad de fieles. La comunidad parroquial fue creada mediante el decreto 027 del 9 de septiembre del 2017, bajo el nombre de Santa Laura Montoya y con el patrocinio del beato Fray Melquiades y se estima que cobija a una población de 4.274 habitantes.

En la celebración eucarística tomó posesión el padre Oscar David Maya que acompañado de otros sacerdotes concelebraron en unión de su pastor.

“Las parroquias son células vivas de la Iglesia y lugares privilegiados en los que la mayoría de los fieles tienen una experiencia concreta de Cristo y de su Iglesia”, dijo monseñor Cadavid, citando el Documento de Aparecida.

El objetivo de las parroquias es acercar El Señor a todos los fieles y acercar a todos los fieles al Señor.

 

MARINILLA
cec.org.co

Una patrona misionera

Durante su homilía, monseñor Fidel trajo a colación tres elementos que son importantes para comprender la esencia y el sentido de una parroquia, según la Evangelii Gaudium.

El primero es que la parroquia esté más cercana a la gente, “es decir, que la iglesia entre a la casa de sus hijos y de sus hijas”.

El segundo elemento fue que la parroquia debe ser comunidad, llena de comunidades, con una primera comunidad básica que es la familia. “Cuidemos nuestras familias, fortalezcamos nuestras familias, que es la base de la comunidad eclesial; pero también hay unas pequeñas comunidades eclesiales, porque es esencial al discípulo misionero vivir en una comunidad concreta. Ustedes, de la comunidad parroquial de Santa Laura, tienen el compromiso de conocerse, entre todos deben aprender a conocerse y reconocerse. Pónganse la tarea, cuando llegan a las celebraciones, de conocer algo de cualquier hermano”.

Y el tercero es que tiene que ser una comunidad enteramente misionera, “La fe tiene que expresarse, comunicarse. La madurez de una comunidad cristiana se expresa en la capacidad de comunicar su fe, de compartirla con los demás. La misión es la explosión de la fe”.

Tags:
colombia
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.