Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 17 enero |
San Fulgencio
home iconActualidad
line break icon

Gietrzwałd: Las únicas apariciones marianas en Polonia reconocidas por la Iglesia

PAP

Katolicka Agencja Informacyjna - publicado el 29/09/17

27 de junio de 1877. Justyna Szafryńska, de 13 años, volvía a casa de la iglesia. Al escuchar el repicar de las campanas del Ángelus, recitó la oración y, de repente, vio una singular luz y una figura vestida de blanco en un arce cercano

Gietrzwałd (en alemán Dietrichswalde) fue fundada por el capítulo catedralicio de Warmia. La veneración de la Santísima Virgen María de este lugar se remonta a la segunda mitad del siglo XIV. En un principio, esta adoración estaba conectada con una figura de la Piedad y, desde el siglo XVI, con una imagen de Nuestra Señora y el Niño en la iglesia local. La imagen representa a María con una túnica azul marino sosteniendo con Su brazo izquierdo al Niño, que lleva un largo vestido rojo. En 1717 la imagen fue decorada con coronas de plata. Numerosas ofrendas votivas ante la imagen dan testimonio de la floreciente veneración mariana.

Gietrzwałd estaba habitada en su origen por descendientes de prusianos y más tarde principalmente por la población local de la región de Warmia, descendientes de llegados de Polonia, que se establecieron aquí a partir del siglo XIV. La situación cambió durante la segunda mitad del siglo XIX; la germanización ganó impulso después de la aprobación de leyes en detrimento de la Iglesia católica.

En 1873 el idioma polaco fue prohibido en todas las escuelas de la región. Como resultado de estaKulturkampfo lucha de culturas, los sacerdotes católicos y las congregaciones religiosas rebeldes, con la excepción de las involucradas activamente en obras de caridad, fueron suprimidos de Warmia.

Apariciones marianas en Gietrzwałd

Un 27 de junio de 1877, Justyna Szafryńska, de 13 años, volvía a casa de la iglesia en Gietrzwałd. Por entonces, estaba preparándose para recibir su Primera Comunión y acababa de aprobar un examen supervisado por el párroco, el padre Augustyn Weichsel. Tras escuchar las campanadas del Ángelus, recitó la oración y, de repente, vio una singular luz y una figura vestida de blanco en el arce próximo al presbiterio; la figura estaba sentada en un trono de oro salpicado de perlas.

Un momento después, la joven vio la resplandeciente figura de un ángel con alas doradas, vestido de blanco, un ángel descendido del paraíso. Cuando la joven Justyna rezó el Ave María, la figura se levantó de su trono y ascendió al Cielo junto con el ángel. Así se iniciaron las apariciones de Nuestra Señora, que concluyeron el 16 de septiembre.

La chica relató todo al párroco, que le dijo que volviera a visitar el lugar al día siguiente. Cuando sonaron las campanadas del Ángelus, el arce se iluminó vivamente. Un círculo dorado apareció a su alrededor y un trono de oro apareció sobre este fondo; dos ángeles acompañaban a la Virgen María hasta el trono.

Cuando Nuestra Señora se sentó, otros dos ángeles trajeron al Niño Jesús en una luz celestial y lo depositaron sobre la rodilla izquierda de Nuestra Señora; el Niño sostenía el orbe en la mano izquierda. Otros ángeles sostenían una brillante corona por encima de la cabeza de María. Otro ángel más trajo un espectro dorado y lo sostenía a la derecha de la corona. Otro ángel que rondaba por encima de toda la escena señalaba a la gran cruz sin la figura del Cristo crucificado.

¿Qué quieres, Santa María?

El 30 de junio, Nuestra Señora se apareció sin la compañía de ángeles. También fue el día que la Santísima Virgen se apareció a Barbara Samulowska, de 12 años, que acompañaba a Justyna. Ambas muchachas vivían con familias locales pobres de origen polaco, aunque algunas fuentes mantienen que la familia de Justyna era de origen alemán, algo que no se ha confirmado.

Durante la aparición, Szafryńska preguntó: “¿Qué quieres, Santa María?”. La respuesta que recibió fue la siguiente: “Quiero que reces el Rosario diariamente”. Nuestra Señora habló en el dialecto local, parecido al polaco.

El 1 de julio, Justyna preguntó: “¿Quién eres?”, y escuchó como respuesta: “Soy la Santa Virgen María de la Inmaculada Concepción”.

Conviene tener en cuenta que las apariciones de Gietrzwałd tuvieron lugar unos pocos 20 años después de las de Lourdes, cuando la Madre de Dios dijo a Bernadette Soubirous: “Soy la Inmaculada Concepción”.

La oración ferviente te salvará

A partir de julio, Szafryńska y Samulowska recibieron la visita diaria de Nuestra Señora durante el servicio vespertino del Rosario. Entre las múltiples y variadas preguntas que hicieron las muchachas sobre la salud y la salvación de varias personas incluyeron la siguiente: “¿Será libre la Iglesia en el Reino de Polonia?”. También quisieron saber si habría nuevos sacerdotes asignados a las parroquias en el sur de Warmia, abandonado tras la Kulturkampf.

Como respuesta, las jóvenes escucharon: “Sí, si el pueblo reza con fervor. ¡Entonces la Iglesia no será perseguida y las parroquias huérfanas recibirán sacerdotes!”.

La noticia de las apariciones atrajo numerosos peregrinos a Gietrzwałd. La primera noticia sobre las apariciones se publicó en el periódico Pielgrzym, publicado en la localidad de Pelpin en 1877. Las celebraciones de tres días de la fiesta de la Natividad de la Santísima Virgen María atrajeron hasta 50.000 fieles a Gietrzwałd.

El 8 de septiembre de 1877, Nuestra Señora bendijo un manantial de donde los peregrinos han extraído agua durante años y que ha traído alivio a los afligidos y provocado una serie de curaciones milagrosas. El 6 de septiembre de 1877, se instaló una capilla con una estatua de Nuestra Señora en el lugar de las apariciones marianas. La figura fue realizada en Múnich.

Renacimiento del espíritu nacional polaco

Las apariciones sacudieron los cimientos de la región de Warmia y de la comunidad local. Debido a la posición cada vez más difícil del pueblo polaco en el Estado prusiano, las apariciones se recibieron como una poderosa señal, un símbolo de defensa tanto para los católicos como para la comunidad polaca. Los polacos de todas las tierras anexionadas por las tres superpotencias vecinas empezaron a visitar Gietrzwałd en gran número. El lugar también era visitado por peregrinos alemanes o lituanos, además de por casubios y nativos de Masuria.

Al tiempo que las apariciones contribuían al renacimiento del espíritu nacional polaco, en el sentido religioso tuvieron un atractivo universal, dando lugar al resurgimiento de la vida religiosa y el incremento de la sensibilización y la moralidad religiosas entre los fieles.

Cada año, Gietrzwałd atraía montones de peregrinos el 29 de junio, el 15 de agosto y el 8 de septiembre. El flujo de peregrinos instó a los sucesivos párrocos locales a ampliar el santuario.

Más sobre la historia de las videntes

Hasta cierto momento, después de las apariciones las vidas de las dos videntes fueron las mismas. Ambas entraron en la congregación religiosa de las Hijas de la Caridad de san Vicente de Paúl, primero en Chełmno y luego en París. Sor Barbara Samulowska (de nombre Stanisława en la congregación), cambió París por Guatemala, donde fue misionera hasta su muerte el 6 de diciembre de 1950, y es popularmente considerada una mujer santa. El 2 de febrero de 2005, el arzobispo Edmun Piszcz de Warmia inauguró el proceso de beatificación de lahermanaStanisława Barbara Samulowska en la basílica de Gietrzwałd.

Justyna Szafryńska, en cambio, dejó la congregación en 1897 y volvió a la vida laica. En 1899, en París, se casó con Raymond Etienne Bigot. Después de 1904 desapareció sin dejar rastro y se desconocen detalles de su vida posterior o de su lugar de descanso eterno.

Reconocimiento de las apariciones

El entonces obispo de Warmia, Filip Krementz, todavía durante las apariciones en 1877, convocó una comisión especial de teólogos para examinar concienzudamente el caso. La comisión permaneció en Gietrzwałd ya desde el 20 de agosto, cuando las apariciones todavía estaban sucediendo. El informe de 47 páginas fue favorable y las chicas mismas fueron definidas como “modestas, sencillas, naturales y ajenas a cualquier fraude”.

A comienzos de septiembre de 1877, el obispo estableció también una comisión de tres médicos que examinaran a las videntes durante las apariciones. Los médicos descartaron el engaño. Cuando las niñas veían a la Santísima Virgen María, su pulso aminoraba, sus extremidades superiores e inferiores se enfriaban y su mirada quedaba fija.

El 1 de septiembre de 1977 se celebraron festejos por el centenario de las apariciones, presididos por el cardenal Karol Wojtyła, arzobispo metropolitano de Cracovia. Aquel día, el obispo Józef Drzazga de Warmia reconoció solemnemente la veneración a la Santísima Virgen María en Gietrzwałd. Emitió un decreto validando la credibilidad de las apariciones y las proclamó conformes con la fe y la moralidad cristianas.

El texto ha sido publicado en la edición polaca de Aleteia en: https://pl.aleteia.org/2017/06/27/gietrzwald-jedyne-w-polsce-objawienia-maryjne-uznane-przez-kosciol/

Tags:
aparicionessantuario
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
POPE FRANCIS,ASH WEDNESDAY
Ary Waldir Ramos Díaz
¿Cómo será la imposición de la ceniza en la é...
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preg...
WOMAN
Ary Waldir Ramos Díaz
El papa Francisco autoriza que las mujeres pu...
CHRISTMAS ORNAMENT
Tom Hoopes
Oración para quitar los adornos de Navidad
Catholic Link
¿Eres madrina o padrino? ¿Sabes lo que signif...
MARY AND JOSEPH
Philip Kosloski
Fiesta de los Santos Esposos celebra el matri...
LONELY MAN,BEACH
Redacción de Aleteia
8 grandes santos que tuvieron depresión, pero...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.