Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 27 octubre |
San Evaristo, papa
Aleteia logo
home iconEstilo de vida
line break icon

¿Cómo ser el mejor y más fiel amigo de tu cónyuge?

COUPLE HEUREUX

Shutterstock

Cançao Nova - publicado el 29/08/17

En cierta medida, sin cambiar la función ni los papeles, siempre le será posible a nuestro cónyuge ser nuestro gran amigo

Ser amigo es crear lazos. La amistad es una fuente que no retiene el agua para sí, sino que la comparte espontáneamente. Es el descubrimiento de los corazones. Nosotros no nacemos para vivir solos. Dios quiso que el hombre fuera un ser social; entonces, debería convivir con personas, crear lazos, ofrecer espontáneamente el agua de la amistad que jamás debería ser detenida. Esa circunstancia se vuelve una necesidad en la relación a dos, en especial en la preservación del matrimonio.

Fortalecer los lazos de amistad debería ser uno de los principales compromisos para quien está enamorado. Es en la relación a dos que los pares aprenden a construir una relación de confianza, a guardar secretos el uno del otro, a estar disponible para el otro, a exhortarlo a, si es necesario, ejercitar habilidades necesarias para sentirse y ser amigo. Siendo así, es mucho más fácil llegar al noviazgo y al matrimonio acompañado de un amigo.

El cónyuge como mejor amigo

Cuando la relación a dos alcanza la dimensión de amistad, de ser uno para el otro, el hombro amigo ya está dentro de casa, no fuera. Los compañeros, incluso en la fase del noviazgo, no necesitan buscar mucho en otros amigos a alguien que los escuche, aconseje y oriente.

Es importante llegar al altar con alguien que compartirá gastos, respetará compromisos, enfrentará lluvia y sol, con ligereza, apoyados en la amistad uno del otro. La Palabra de Dios nos dice: «Quien encuentra a un amigo, tiene un tesoro». Imagina ese tesoro dentro del propio matrimonio. «Un amigo fiel es un refugio seguro: el que lo encuentra ha encontrado un tesoro. Un amigo fiel no tiene precio, no hay manera de estimar su valor» (Eclo 6,14-15). El lazo existente entre el marido y la mujer necesita fortalecerse. Si no, será como una hoja en el desierto, que el viento dispersa.

La relación no está basada en la sexualidad

La sexualidad no es suficiente para estimular el matrimonio a producir el diálogo, a dejar tu corazón ansioso por llegar a casa, porque sabe que ahí tienes a alguien en quien confías y es tu amigo. Por lo tanto, así como el Día de San Valentín, debería ser todo los días en el matrimonio, el Día del Amigo también.

«Amistad», en latín, es amicitia, y «amigo» amicus. Derivan de amo, «amar», una relación entre dos personas. Nuestro cónyuge puede ser, así, nuestro amigo; no obstante, se trata de un asunto delicado.

Hay matrimonios que se alejan de su propósito y se vuelven puramente una relación de amigos o vecinos cuando se encuentran en el elevador o en la iglesia. No es bien sobre eso que estamos reflexionando; nos referimos a la relación a dos y, en ella, los esposos permanecen amigos. Sería muy necesario que todas las parejas aprendieran que «el verdadero amigo es aquel que llega cuando el resto del mundo se ha ido».

¿Qué más se necesita en nuestra relación?

Nosotros cónyuges podemos ser amigos el uno del otro. Suelo decirle a mi esposo: «Escúchame, pues sólo tú puedes decirme lo que no tengo valor de oír de otros y viceversa». En cierta medida, sin cambiar la función ni los papeles, siempre le será posible a nuestro cónyuge ser nuestro gran amigo.

Respeto la privacidad del otro, la lealtad de él, su verdad, la complicidad y disponibilidad. Respeto su amor, su placer y su ocio, su reconocimiento, elogio, su motivación, fe y oración.

Tener la certeza de que todas esas habilidades bien ejercidas en el noviazgo y el matrimonio producirán una buena amistad entre los compañeros. Para eso, guarda un tiempo para cuidar esa área de tu matrimonio.

Por Judinara Braz, a través de Canção Nova

Tags:
amor de parejamatrimonio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa cuenta que vio un milagro por intercesión de la Virgen de...
2
QUIÑONEZ
Pablo Cesio
Álex Quiñónez, una muerte cargada de violencia que vuelve a enlut...
3
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lectores en la misa
4
ABUSE
Pablo Cesio
La niña de 11 años embarazada tras ser violada que reabre el deba...
5
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
6
Hardship of Life
Dolors Massot
Premio Siena Award a la fotografía de un refugiado sirio con su h...
7
EUCHARIST
Philip Kosloski
Esta hostia eucarística fue filmada sangrando y latiendo como un ...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.