¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

Tu hijo puede ayudar en las tareas domésticas: mira las que son apropiadas para cada edad

CLEANING
Shutterstock-Daniel Jedzura
Comparte

Lleva tiempo enseñar a un niño a hacer una tarea doméstica, pero es un tiempo bien invertido

Cuando nos cambiamos a la ciudad de Ave María, en Florida, mi hijo mayor tenía seis años. Hicimos inmediatamente amigos con una familia del otro lado de la calle, cuyos hijos tenían edades semejantes. Un día en que estábamos en casa de ellos, mi amiga Anna le dijo a su hija de 6 años que barriera algunas migajas.

Me quedé atónica, “¿Ella sabe barrer?”, le pregunté con incredulidad. “¡Claro!”, respondió Anna. “¿Sienna no?”. “¡Sí!”.

Desde entonces, logré enseñar mejor a mis hijos a hacer tareas domésticas. Conlleva un doble beneficio: aliviar mi carga y enseñarles responsabilidades. Pero me costó discernir durante mucho tiempo sobre qué tareas enseñar y cuándo.

Afortunadamente, existen muchos gráficos que muestran las tareas adecuadas para cada edad de los niños.

 

GRAPHIC
Inspirado en la tabla de Montessori-ALETEIA

Muy bueno, ¿no? Yo pienso que muestra un estimado bastante preciso de las habilidades de mis propios hijos.

Además de eso, descubrí que ciertas tareas que no están en esa lista son particularmente adecuadas para determinadas edades y tipos de personalidad. Yo soy terrible en la organización: me encanta tener los balcones limpios, pero los cajones y los armarios parecen un tornado.

A mi hijo de 11 años le gusta mucho organizar y muchas veces arregla un determinado armario o cajón sin que se lo pidamos. Yo pensaba que esa era una tarea adecuada para niños de 10 a 11 años hasta que mi hijo de 6, que es muy organizado, me sorprendió al reorganizar la despensa.

Ambos hicieron un excelente trabajo y se quedaron muy orgullosos de su contribución. La única desventaja es que se enojaron cuando algo fue colocado en el lugar equivocado, pero eso mantuvo la organización un poco más de lo normal.

Un gráfico de tareas es definitivamente una excelente línea de base, pero probablemente terminarás personalizando las necesidades y dinámicas específicas de tu familia. Y, aunque lleve mucho más tiempo enseñarle a un niño a hacer una tarea en lugar de hacerla tú mismo, será un tiempo bien invertido. Eventualmente, podrás salir y volver y encontrarás hechas las tareas, y todo estará bien.

Y eso es una verdadera liberación.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.