Aleteia

El alma se conoce por sus actos.

Sandra Cunningham/ Shutterstock
Comparte

Santo Tomás de Aquino

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.