Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 17 enero |
San Fulgencio
home iconDesde Roma
line break icon

El reencuentro del Papa y la joven refugiada siria que trajo de Lesbos

© FILIPPO MONTEFORTE / POOL / AFP

Ary Waldir Ramos Díaz - publicado el 17/02/17

El Pontífice visita la universidad pública Roma Tre y escucha testimonios de varios alumnos, entre ellos el de Nour Essa

“Las migraciones no son un peligro son un desafío para crecer», “yo vengo de un país mestizo”, dijo el papa Francisco, quien realizó su primera visita a la universidad pública Roma Tre, en la capital italiana, en la que dirigió un discurso sin papeles en la mano a los estudiantes y profesores.

“Integración, no sólo acogida” para los refugiados y migrantes, pidió el Obispo de Roma, quien ha escuchado los testimonios de varios alumnos, entre ellos de Nour Essa, una microbióloga de 31 años que formaba parte de los refugiados sirios que el papa trajo en su avión (en abril 2016) desde la isla griega de Lesbos, y que ahora estudia un curso en esta universidad.

El Papa recordó su primer viaje fuera de Roma a Lampedusa para hablar de integración. «¿Cómo se deben acoger los inmigrantes? Son hombres y mujeres como nosotros…».

Francisco insistió en que cada país debe pensar en la capacidad de refugiados que puede acoger. «Es verdad, no se puede acoger sino hay posibilidad, pero todos (los países) pueden hacerlo, no solo acoger, sino integrar«.

En su alocución fue concreto e indicó que la integración pasa a través de «aprender el idioma, buscar un trabajo», que existan «organizaciones para integrar».

Francisco recordó lo sucedido con los 25 refugiados musulmanes que trajo de Lesbos. «Desde mi experiencia puedo decir que tres días después los niños iban a la escuela» y luego recordó cuando los invitó a almorzar a Casa Santa Marta, «luego de tres meses los niños hablaban el italiano, los grandes menos». «La mayoría tenían trabajo y tenían una persona que les acompañaba en la integración».

«Ellos traen una cultura, una cultura que es riqueza para nosotros y también ellos deben recibir nuestra cultura y hacer un intercambio cultural de respeto y esto quita el miedo».

Viaje a Lesbos: el miedo que se transforma en vida

Así, recordó algunos hechos inéditos de su viaje a Lesbos. «Yo recuerdo ese día en Lesbos, antes de que llegara yo con el primer ministro para el saludo final, alguien, una asistente de vuelo, les dijo a ellos (los refugiados) que tenían que bajar para saludar y no querían bajar, tenían miedo, tenían miedo de quedarse allí», recordó en tono jocoso Francisco.

Entre ese grupo de refugiados sirios estaba Nour Essa (ver foto portada). Hoy llegó el reencuentro con el Papa y unas palabras en privado. A la mujer le faltan sólo 5 exámenes para graduarse en Biología. Ella llegó con su hijo y su esposo. Una comunidad cristiana la ha acogido.

©CTV/Papa Francisco y Nour Essa, en U. Roma Tres
©CTV/Papa Francisco y Nour Essa, en U. Roma Tres

Francisco en el Aula Magna del ateneo exhortó a los jóvenes a pensar en soluciones a la “crisis de los migrantes” porque “hay un fenómeno migratorio muy fuerte, pensemos en África y Oriente Medio, hacía Europa», dijo en tono solemne.. “Hoy nuestro mar  Mediterráneo se ha vuelto un cementerio, pensemos en ello como si fuera una oración”, comentó.

Salir de lógicas de ‘política partidista’ porque es real la “guerra a pedazos”. «Hay una guerra, ellos escapan de la violencia o escapan del hambre». ¿Cuál es la solución ideal? “Que no haya guerra, ni hambre. Es decir, hacer la paz o hacer inversiones en esos lugares para que tengan recursos para ganarse la vida, pero si hay hambre escapan».

Pope Francis gestures as he delivers a speech on stage during a meeting with students and teachers at the Roma Tre University, in Rome, on February 17, 2017. / AFP PHOTO / Tiziana FABI
TIZIANA FABI / AFP
Pope Francis gestures as he delivers a speech on stage during a meeting with students and teachers at the Roma Tre University, in Rome, on February 17, 2017. / AFP PHOTO / Tiziana FABI

La cultura de la explotación. “Nosotros en general, vamos allá para explotarlos, un primer ministro de un país del África me dijo el año pasado que el primer trabajo que ha hecho en su país es la reforestación del país porque las empresas internacionales se llevaron todo, los han explotado». «No explotar. No hacer los potentes que van explotar», explicó. La explotación que se extiende en el Mediterráneo con los mercantes de vidas humanas.

Terrorismo, delincuencia no es igual a refugiados

Francisco expresó que la delincuencia es de personas nativas o de inmigrantes y «hay de todo» y reiteró que la integración es la clave. Los jóvenes nacidos en Bélgica y que realizaron los atentados «eran belgas, hijos de inmigrantes, confinados al gueto, no integrados», expresó.

Igualmente, destacó los casos positivos como el de Suecia que ha recibido tantos migrantes sudamericanos que escapaban de las dictaduras. «Recuerdo que ellos tenían una casa, un trabajo…800 mil hoy son suecos, hijos de inmigrantes integrados».

Yo vengo de un país mestizo
“Las migraciones no son un peligro son un desafío para crecer», aseguró el Papa venido de un país “donde más del 80% son migrantes”.

“En Argentina desde la Guerra Mundial hubo varias ondas migratorias, de varios países, es un país mestizo, la sangre se ha mezclado, es verdad, no tenemos una sola identidad…esto porque no sabemos gestionar las cosas, ustedes conocen mejor las bromas que se hacen con los argentinos. !Son justas! Pero esto no es algo malo, la inmigración no es mala”.

¡Universidad, dialogo en las diferencias, gracias!, se despidió.

El rector de la universidad romana, Mario Panizza, ha iniciado su discurso de bienvenida al papa indicando el «fuerte compromiso» de esta universidad por la investigación también el dialogo ecuménico y la conmemoración de la Reforma (500 años), además de atender «los problemas de los más débiles», especialmente, de los damnificados de los últimos terremotos en Centro Italia.

Esta fue la segunda visita de un pontífice a esta universidad romana, que cuenta con unos 40.000 estudiantes, después de la que realizó Juan Pablo II en 1992.

Tags:
inmigranteslesbospapa franciscorefugiados
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
POPE FRANCIS,ASH WEDNESDAY
Ary Waldir Ramos Díaz
¿Cómo será la imposición de la ceniza en la é...
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preg...
WOMAN
Ary Waldir Ramos Díaz
El papa Francisco autoriza que las mujeres pu...
CHRISTMAS ORNAMENT
Tom Hoopes
Oración para quitar los adornos de Navidad
Catholic Link
¿Eres madrina o padrino? ¿Sabes lo que signif...
MARY AND JOSEPH
Philip Kosloski
Fiesta de los Santos Esposos celebra el matri...
LONELY MAN,BEACH
Redacción de Aleteia
8 grandes santos que tuvieron depresión, pero...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.