Aleteia

Muchos famosos fueron rechazados

© John Wright
U2 photographed by John Wright
Comparte
Comenta

Algunas cartas de rechazo enviadas a talentos que luego lograron consolidarse

Todos hemos oído decir que el camino que conduce al éxito está lleno de fracasos, pero eso no vuelve el rechazo más fácil de asimilar. Entonces ¿qué ayuda? Saber que incluso personas muy talentosas del mundo han sido rechazadas. Mental Floss recogió algunas cartas de rechazo que lo demuestran.

1. U2

Bono, The Edge, Larry Mullen Jr., y Adam Clayton eran adolescentes cuando formaron la banda U2 en 1976 (aunque al inicio eran conocidos como The Larry Mullen Band, luego como Feedback y luego como The Hype). A mitad del 1979 lanzaron su primer sencillo en Dublín, pero en mayo del mismo año la RSO Records, con sede en Londres, rechazó su trabajo.

“Actualmente no es apto para nosotros” era el motivo presentado en una carta dirigida a Paul Hewson, nombre real de Bono. Un año después, U2 firmó un contrato con Island Records y lanzaron su primer sencillo internacional, 11 O’Clock Tick Tock.

“Les deseamos éxito en su carrera futura”, escribieron a Bono al rechazar el tema. Y nadie pone en duda que lo haya tenido…

  1. Andy Warhol

En 1956 Andy Warhol no logró “colocar” su trabajo. El 18 de octubre de aquel año, el artista recibió una carta del Museo de Arte Moderno de Nueva York que rechazaba, “tras una cuidadosa consideración”, la obra Shoe, “que usted ha ofrecido tan generosamente como regalo al Museo”.

La explicación fue que el reducido espacio en la exposición y en el almacén obligaba a rechazar muchas obras ofrecidas, considerando “injusto aceptar como regalo una obra que pudiera ser expuesta en raras ocasiones”.

Hoy el MoMA tiene 168 piezas de Warhol.

  1. Madonna

Esta carta de rechazo enviada al equipo de Madonna no tiene fecha pero debe ser de antes de su firma con la Sire Records en 1982, un año antes que saliera su primer álbum homónimo, que vendió más de 10 millones de copias en el mundo.

Los motivos eran que “aún no estaba lista”, aunque se reconocían las bases para ser “una artista fuerte”.

“Por el momento paso, pero espero más material”, escribía el responsable de la carta.

  1. Tim Burton

En 1976, cuando aún era un estudiante, el futuro director Tim Burton envió una copia de su libro para niños The Giant Zlig a la Walt Disney Productions para que consideraran su publicación.

“La historia es muy sencilla para un público joven (4-6 años), es bonita y muestra un entendimiento del lenguaje mucho mayor de lo que podría esperar hoy por parte de estudiantes de secundaria, a pesar de los ocasionales lapsos en la gramática y la ortografía. Sin embargo, parece una copia de los trabajos del Dr. Seuss para poder negociar, no lo sé”, escribió la compañía.

Algunos años después, la Walt Disney Productions tomó a Burton como aprendiz de animación.

  1. Stieg Larsson

Aunque el escritor Stieg Larsson no vivió lo suficiente para ser testigo del gran éxito de su trilogíaa Millennium, también conoció el rechazo por parte de la Unión de las Escuelas de Periodismo en Estocolmo en 1972.

“Esta carta dice: ‘No eres lo suficientemente bueno para ser periodista’ a un hombre que luego creó una revista creativa que combatió la abrumadora ola del pensamiento de extrema derecha en Suecia”, dijo el editor Christopher MacLehose a The Guardian en 2011, antes que la carta fuera subastada en Londres.

  1. Steven Spielberg

También el célebre director fue rechazado, en la Escuela de Teatro, Cine y Televisión de Los Angeles (UCLA), sin embargo, no se puede decir que no haya hecho carrera…

  1. Alberto Sordi

Concluimos este carrusel con una celebridad italiana. También un genio de la comicidad y la actuación como Alberto Sordi fue rechazado. El gran actor fue expulsado de la Academia de Teatro a causa de su dicción fuertemente romana.

Sin dejarse abatir, decidió que volvería ese “defecto” su rasgo característico, y fue precisamente esa particularidad la que lo volvería famoso y apreciado.

Mucho más tarde, Sordi recibió de la Academia que lo había expulsado años antes el diploma Honoris Causa.

Newsletter
Recibe Aleteia cada día