Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Primer día de la fiesta de santa Teresa de Calcuta

Antoine Mekary / ALETEIA
Comparte

En el Vaticano se realizó misa de agradecimiento por canonización y las reliquias de la santa serán veneradas en dos Basílicas

Hoy, 5 se septiembre, se celebra la fiesta de santa Teresa de Calcuta, quien fue canonizada por el papa Francisco en una ceremonia en el Vaticano este domingo, al mismo tiempo que se cumplen 19 años de la muerte de la santa en Calcuta, India.

Precisamente, el secretario de Estado, el cardenal Pietro Parolin, presidió esta mañana una misa de acción de gracias en la plaza de San Pedro en honor de la nueva santa que “ha sido un espejo nítido del amor de Dios y un admirable ejemplo de servicio al prójimo” en relación con los más “pobres y abandonados”.

Madre Teresa defensora de la vida

Antoine Mekary / ALETEIA

El purpurado subrayó que la madre Teresa de Calcuta identificaba “a los niños que todavía no han nacido” como “los más pobres entre los pobres” debido a que sus vidas eran amenazadas aún antes de iniciar.

Los niños, “efectivamente, depende, más que cualquier otro ser humano, del amor y de los cuidados de la madre y de la protección de la sociedad”, abundó. “Ella, por lo tanto, defendía valientemente la vida”.

La santa que escribió con su vida un poema de amor

Madre Teresa se definía como “un lápiz en las manos del Señor”, constató. Y así, usando la metáfora dijo: “¡Pero qué poemas de caridad, de compasión, de consuelo y de alegría supo escribir ese pequeño lápiz!”.

El cardenal – indicó – que era una mujer capaz de acción plena de tanta belleza en sus “poemas de amor y de ternura para los más pobres de los pobres, ¡a quienes consagró su existencia!”.

Después recordó la experiencia mística de la Madre Teresa que en septiembre de 1946 sintió que Jesús le pedía que “renunciara a la vida tranquila” dentro de su congregación religiosa para salir a las calles a servir a los pobres.

La Madre Teresa – continuó Parolin – descubrió el rostro de Cristo en los pobres “que se hizo pobre para nosotros para enriquecernos con su pobreza”, y respondió a su amor sin medida con un amor sin medida por los pobres.

Madre Teresa combatió la pobreza más grande: no ser amados

Antoine Mekary / ALETEIA

Parolin recordó que la Madre Teresa combatió una de las formas más lacerantes de pobreza que “consiste en saberse no amados, no deseados, despreciados”.

Una pobreza presente también “en los países y en las familias menos pobres, incluso en las personas que pertenecen a categorías que disponen de medios y posibilidades”, constató.

La misma que conlleva al vacío interior, la desolación de los vínculos rotos, la soledad, el olvido, o pensar de no servir a nadie.

Madre Teresa recibió el premio eterno

El cardenal Parolin rememoró que la Madre Teresa durante su vida, hizo mucho bien y recibió el Premio Nobel de la Paz.

Pero, “ahora, en el Paraíso, con María Madre de Dios y con todos los Santos, recibe el premio más alto preparado para ella desde la fundación del mundo, el premio reservado a los justos, a los mansos, a los humildes de corazón, a los que acogiendo a los pobres acogen a Cristo”.

Ella nueva luz para el mundo

Igualmente, cuando la Madre Teresa murió, el 5 de septiembre de 1997, “durante algunos largos minutos —recordó Parolin— Calcuta se quedó completamente sin luz”.

Después del reconocimiento “oficial” de su santidad, brilla mucho más luminosa. ¡Que esta luz, que es la luz inextinguible del Evangelio, siga iluminando nuestro peregrinaje terreno y los senderos de este difícil mundo! ¡Santa Teresa de Calcuta, reza por nosotros!”, concluyó.

Antoine Mekary/ALETEIA

Las reliquias

De esta manera, en la fiesta litúrgica de la Beata Teresa de Calcuta, el 5 de septiembre, el día del aniversario de su muerte,  en la Basílica de San Juan de Letrán en Roma, serán expuestas para la veneración las reliquias de la santa de Calcuta. El 7 y 8 de septiembre, la veneración se realizará en la Iglesia de San Gregorio Magno al Celio.

Asimismo, el relicario, que contiene un cabello y sangre de la Santa, está hecho de madera y tiene forma de cruz “porque desde el patíbulo de la Cruz Cristo hizo oír a la Madre Teresa sus tremendas palabras: Tengo sed”, destacó la Sala de Prensa del Vaticano.

La parte posterior de la cruz está tallada “de un pedazo único de cedro del Líbano, y se eligió esta madera porque se considera emblema “de nobleza, magnificencia y belleza”.

KOLKATA, INDIA 4 SEPT: Images from the Canonization of Saint Mother Teresa at the Motherhouse in Calcutta, India.
KOLKATA, INDIA 4 SEPT: Images from the Canonization of Saint Mother Teresa at the Motherhouse in Calcutta, India.

¿Qué es una reliquia?

Una reliquia es algo que tenía conexión con un santo o que estaba bendecido por éste, incluso una parte de su propio cuerpo (como por ejemplo, un cabello o un hueso), su ropa, o un objeto que la persona usaba o que estuviera tocado por él.

¿Dónde está enterrada la santa Teresa de Calcuta?

Los restos mortales de santa Teresa permanecen enterrados en una tumba de piedra cubierta de mármol en la planta baja de la Casa Madre de las Misioneras de Caridad en Calcuta.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.