Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 12 mayo |
San Francisco de Jerónimo
home iconActualidad
line break icon

¿Qué invadimos ahora?, un pellizco interesado a la realidad europea

Ramón Monedero - publicado el 28/05/16 - actualizado el 30/05/16

Recuerda ese axioma periodístico, “no dejes que la verdad te estropee un buen titular”

Michael Moore es un tipo peligroso, aunque él no tiene la culpa. En realidad, los responsables son toda su legión de fans que lo abanderan en nombre de la libertad y el antiimperialismo cuando no deja de ser una voz más que, por muy crítica que sea, está sujeta a sus propios intereses y a su propia ideología.

Tendemos a asociar el término documental y al de realidad incontestable cuando no deja de ser una visión más, como otra cualquiera, de la realidad. Lo que Moore hace en sus documentales es darle un pellizco interesado a la realidad, pero no porque él sea particularmente malicioso, sino porque es lo que se debe hacer si uno quiere explicar la realidad a un público masivo.

¿Qué invadimos ahora? es un pellizco interesado a la realidad europea. El propósito de Moore es demostrar que en Europa somos mucho más listos, y trasladar a Estados Unidos el estereotipo de que en el viejo continente están las verdaderas, grandes e ilustradas ideas de la humanidad. El concepto es traerse lo mejor de Europa (dando un breve rodeo por Túnez) para aleccionar a unos americanos necios y deshonestos consigo mismos.

Sin embargo el mensaje de Moore tiene truco y además, está sujeto a infinidad de puntualizaciones. De entrada, debemos dar por sentado que lo que nos cuenta Moore es indiscutible y absolutamente la verdad. Complicado, así para empezar. Tal y como el cineasta retrata Europa parece que el viejo continente es el mundo de la piruleta más parecido al de un cuento de hadas que al día a día de un ciudadano de a pie. Me resulta difícil creerme algunas cosas, sobre todo cuando uno sabe que a veces no importa maquillar un poco los hechos, si eso sirve a nuestro propósito, si no llegamos a mentir. Es como ese axioma periodístico, “no dejes que la verdad te estropee un buen titular”. Solo tenemos que obviar un dato y subrayar otro. Ocurre continuamente.

En segundo lugar, debemos de asumir que todo lo que Michael Moore presentan como grandes avances del viejo continente son grandes ideas en sí mismas: la legalización de las drogas en Portugal, la desprejuiciada política de planificación familiar de Túnez preñada de objeciones morales, la política penitenciaria de Noruega, la ley de las universidades de Estonia… Moore supone que lo que funciona en un país puede funcionar en otro cualquiera sin tener presentes las circunstancias sociales, culturales, políticas, económicas y morales que suelen configurar un estado. No señor Moore, las cosas no son tan sencillas.

Es posible, no obstante, que Michael Moore nos haya querido proponer un juego de contrastes que inviten, por lo menos, a la reflexión. La diana está puesta en Estados Unidos pero en realidad la propuesta sirve para cualquiera. De este modo, ¿Qué invadimos ahora? funciona mucho mejor. El film de Moore propone muchas más preguntas que una película al uso y además, admitámoslo, es divertido e ingenioso y caiga mejor o peor, lo cierto es que Michael Moore tiene algunas ideas muy ocurrentes.

En conjunto, el visionado de ¿Qué invadimos ahora?, pese a sus desmedidas dos horas de metraje, resulta mucho más estimulante que la media de la cartelera habitual. Puede que no estemos de acuerdo con todo lo que nos dice, puede incluso que rechacemos de pleno algunas de sus propuestas, pero sin duda nos planteará preguntas, algunas nuevas y puede incluso que de otro modo, nunca nos las hubiéramos planteado.

Tags:
cinecon criterio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
2
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
3
MYANMAR
Ary Waldir Ramos Díaz
«Mátenme a mí, no a la gente»: El libro de la monja valiente en M...
4
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
5
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
6
Obvious
Mamá, me tengo que ir
7
POPE FRANCIS
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa instituyó el ministerio del catequista en la Iglesia
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.