Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 18 mayo |
Santa Rafaela María Porras y Ayllón
home iconEstilo de vida
line break icon

7 deberes de un padre

© morissettes

Píldoras de fe - publicado el 11/07/15

Rendirte ante Dios, orar, amar a tu esposa e invertir tiempo en tus hijos, entre otras cosas

Fui bendecido al crecer con buenos padres, no teníamos mucho pero mis padres se aseguraron de que tuviéramos amor, disciplina, fe, valores firmes y una sólida ética de trabajo. Aunque mi mamá jugó un papel esencial en mí, descubrí que soy más como mi padre. He enseñado a mis propios hijos muchas de las lecciones que él me enseñó, y aún acudo a él por sabiduría y consejo.

Así como muchos de nosotros vivimos de acuerdo a las lecciones que aprendimos en nuestra juventud, nuestros hijos algún día nos imitarán. Siempre están viéndonos, y debemos decidir si seremos el heroico modelo que constantemente da un buen ejemplo, o renunciaremos a nuestra responsabilidad de padres y los dejaremos en manos de las malas influencias sociales.

He tenido numerosas conversaciones con otros padres católicos, sobre el reto que representa criar a los hijos en el mundo de hoy. Realmente tenemos las mejores intenciones de ser buenos padres, pero ¿cómo pasamos de la conversación a la acción? Hay mucho en juego, y esta generación necesita desesperadamente padres que se pongan al día con sus responsabilidades.

Después de reflexionar al respecto, hice una lista de las cosas en las que estoy trabajando, que aprendí de mi padre y de mi propia experiencia como padre. Hacer esta lista fue un examen y un reto para mí, porque me volví muy consciente de aquello en lo que estoy fallando. Pero hacerla me inspiró, y ahora trato de reflexionar sobre estas acciones en mi oración diaria. Tengo un largo camino que recorrer, pero vivir teniendo esta lista como meta, me mantendrá enfocado en la dirección correcta:

1) Rendirse ante Dios.

Tenemos que rendirnos constantemente ante Cristo, para que se haga su voluntad en nuestras vidas. Hombres, NO estamos a cargo… por mucho que deseemos estarlo. San Ignacio de Loyola dijo una vez: “Pocas almas entienden lo que Dios haría por ellas si se abandonaran a sí mismos sin reservas ante Él, y si permitieran que su gracia los moldeara.”

2) Ser un hombre de oración.

Nuestros hijos estarán más abiertos a rezar si nosotros lo hacemos. Trabaja en una constante rutina diaria de oración, con la meta de dedicar al menos una hora a la oración cada día. ¿Suena difícil?, piensa en lo mucho que ves televisión en un día, o lo que tardamos respondiendo emails o mensajes en nuestro celular, considera cuánto tiempo pasamos en nuestros vehículos todos los días o cuánto dedicamos al ejercicio. Tenemos más que suficiente tiempo para orar si nos organizamos y lo integramos como una prioridad en nuestro día a día. Además, imagina la poderosa influencia que podríamos tener en nuestros hijos si nos ven de rodillas orando en familia todas las noches.

3) Comprende tu verdadera vocación.

Los que tenemos la bendición de estar casados y tener hijos, debemos considerar que nuestra verdadera vocación es ayudar a que nuestras familias lleguen al cielo y ser buenos padres y esposos, no nuestra carrera o trabajo. Pregúntate a ti mismo: “¿Está mi trabajo al servicio de mi familia?, ¿o es mi familia la que sirve a mi trabajo?”

4) Invierte tiempo en tu familia.


Nuestros hijos necesitan nuestro tiempo, pon a un lado tú celular, apaga la computadora y el televisor, cancela el partido de futbol con tus amigos. Pasemos más tiempo con nuestros hijos. Puedes apostar que el tiempo que dejes de dedicar como padre de familia, habrá un sinnúmero de malas influencias listas para tomar tu lugar y guiar a tus hijos en una mala dirección. Voy a parafrasear al autor y teólogo Scott Hahn, que escribió que el padre o madre que está dispuesto a invertir tiempo con su familia luego de salir de 40 o más horas semanales de trabajo en la oficina, es el verdadero héroe de nuestra época moderna.

  • 1
  • 2
Tags:
familiahijospaternidad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Gaudium Press
¿Sabías que el anillo de matrimonio puede llegar a tener la fuerz...
2
Esther Núñez Balbín
¿Qué hay detrás del caso de Lina?… Madre a los cinco años
3
Philip Kosloski
5 revelaciones sorprendentes del «tercer secreto» de Fátima
4
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
5
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
6
Catholicus
¿Qué significa el escapulario? ¿Es sólo una moda?
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.