Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Tailandia dice “no” a la maternidad subrogada para extranjeros

© NICOLAS ASFOURI / AFP
(FILES) This file photo taken on August 4, 2014 shows Thai surrogate mother Pattaramon Chanbua (L) holding her baby Gammy, born with Down syndrome, at the Samitivej hospital, Sriracha district in Chonburi province. Thailand has passed a law banning foreign couples from using Thai women as surrogates after a series of high-profile scandals tainting the image of the unregulated industry. The legislation was unanimously approved by Thailand's junta-picked parliament on February 19, 2015 in a bill spurred by the case of an Australian couple accused of abandoning baby Gammy with Down's syndrome while taking his healthy twin sister borne by a Thai surrogate. AFP PHOTO / FILES / Nicolas ASFOURI
Comparte

El país asiático pretende evitar prácticas contra la vida y los derechos de los niños

El país asiático ha prohibido la maternidad subrogada comercial para ciudadanos extranjeros al aprobar su asamblea legislativa una ley que también prohíbe el acceso a un vientre de alquiler a parejas del mismo sexo.

Sólo parejas heterosexuales casadas en las que al menos uno de sus miembros tenga la nacionalidad tailandesa podrán acceder a la maternidad subrogada y sólo si no pagan directamente por ella, señaló el servicio online Deutsche Welle.
 
Las leyes sobre la maternidad subrogada en el país se movían hasta ahora en una zona oscura. Las agencias de viajes o empresas especializadas abusaban del hueco en la legislación para atraer a parejas de todo el mundo con ofertas de vientres de alquiler.
 
Sin embargo dos casos llamaron la atención sobre ese problema: en uno, una pareja australiana que utilizó los servicios de un vientre de alquiler rechazó a uno de los gemelos nacido enfermo y se quedó sólo con el sano, dejando al otro con su madre biológica en Tailandia.
 
En el segundo caso, un japonés adinerado concibió al menos diez bebés con madres de alquiler para asegurar su descendencia.

Con estos precedentes, el gobierno de Tailandia ha decidido de cerrar las puertas a nivel legislativo para que estas prácticas contra la vida y los derechos de los infantes prosigan, además moviendo una industria comercial de varios millones de dólares.
 
A propósito, ¿qué dice la iglesia sobre la maternidad subrogada?
 
1. La Iglesia se preocupa por el sufrimiento de las mujeres afectadas por una esterilidad uterina pero se opone a la despenalización de la maternidad subrogada en nombre del respeto a la dignidad humana.
 
2. La técnica de las madres portadoras se basa en la instrumentalización del cuerpo de la mujer transformado en herramienta de producción.
  
3. La práctica de las madres portadoras contradice el principio de indisponibilidad del cuerpo humano.
 
4. La práctica de las madres portadoras trata al hijo como una cosa de la que uno se puede apropiar.
  
5. La práctica de las madres de alquiler destroza la delicada relación que se establece entre la madre y el hijo durante la gestación.
 
Para saber más leer: El cuerpo de la mujer no es una herramienta de producción.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.