¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

Novena a la Inmaculada: Segundo día

© Ralph Hammann
Comparte

Ayúdanos a no pecar, y si caemos a acudir a la confesión

Querida María, elegida para ser Madre de Dios y preservada por ello de toda culpa desde tu Concepción. A ti, purísima Madre y Reina, venimos confiados y suplicantes en esta novena, para rogarte que nos concedas la gracia de ser verdaderos hijos tuyos y de tu Hijo Jesucristo, libres de toda mancha de pecado, y para pedirte especialmente por… (hacer aquí la petición que se desea obtener).
 
Oh, Santísimo Hijo de María Inmaculada y Redentor nuestro: así como preservaste a María de todo pecado mortal en toda su vida y a nosotros nos das gracia para evitarlo y el sacramento de la confesión para remediarlo, así te rogamos humildemente, por intercesión de tu Madre Inmaculada, nos concedas la gracia de no cometer nunca pecado mortal, y si lo hacemos, la de salir de él cuanto antes por medio de una buena confesión.
 
Virgen Madre de Dios, tu Inmaculada Concepción anunció alegría a todo el mundo.
 
Adaptación de Aleteia de una clásica Novena a la Inmaculada

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.