Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 16 octubre |
Santa Margarita María Alacoque
Aleteia logo
home iconEspiritualidad
line break icon

San Vicente de Paúl, el sacerdote promotor de grandes obras de caridad

VINCENT

Public domain

Dolors Massot - publicado el 27/09/14

Formó seminarios para sacerdotes y se volcó en la atención de los pobres, los condenados a galeras, los bebés abandonados y las personas hambrientas

San Vicente de Paúl nació en Pouy (Gascuña, Francia) en 1580 y murió en París el 27 de septiembre de 1660. Nacido en una familia campesina, estudió Humanidades y Teología. Se ordenó sacerdote en 1600 y permaneció en Toulouse y alrededores.

En 1605, regresó a Marsella, donde había ido a causa de una herencia, y allí fue hecho prisionero por piratas turcos, que lo llevaron a Túnez. Fue vendido como esclavo, pero escapó en 1607 con su amo, al que convirtió.

De regreso a Francia, fue a Aviñón a ver al vicelegado papal. Viajó a Roma para seguir sus estudios pero fue enviado de vuelta a Francia en 1609, en una misión secreta cerca de Enrique IV. Fue nombrado capellán de la reina Margarita de Valois y se le ofreció la pequeña abadía de Saint-Léonard-de-Chaume.

A petición del señor de Bérulle, fundador del Oratorio, se encargó de la parroquia de Clichy, cerca de París, pero varios meses más tarde (1612) entró al servicio de los Gondi. Comenzó a fundar misiones en sus terrenos pero por humildad prefirió no seguir trabajando para esta familia tan ilustre.

Fue a ejercer el ministerio sacerdotal a Chatillon-les-Dombes (Bresse) y allí convirtió a varios protestantes y además fundó la primera cofradía de caridad para asistencia de los pobres.

Los Gondi le pidieron que volviera y así lo hizo cinco meses después, poniendo en marcha de nuevo las misiones campesinas. Esta vez su fama, que ya había llegado a París, hizo que varios sacerdotes se unieran a su labor pastoral. Las cofradías de caridad experimentaron entonces un gran crecimiento -Joigny, Châlons, Mâcon y Trévoux- que iría en aumento hasta la Revolución Francesa.

Atendiendo a los condenados a galeras

San Vicente puso entonces su mirada sobre los condenados a galeras, que estaban sometidos al señor de Gondi como general de las galeras de Francia. Antes de ir a la embarcación o cuando desembarcaban enfermos, se les tenía en mazmorras insalubres con grilletes en los tobillos.

El sacerdote comenzó a visitarlos, a atenderlos aunque fuera un trabajo repulsivo y a administrarles sacramentos. Le acompañaban a veces otras personas, que se conmovían y así lograba que intercedieran por los presos. San Vicente compró entonces una casa y la convirtió en hospital para cuidarlos.

El rey Luis XIII, enterado de estos hechos, lo nombró capellán de las galeras. Esto hizo que san Vicente viajara a Marsella, donde había muchos otros condenados. Diez años más tarde, lograría crear allí un hospital. También fue a Burdeos con este mismo objetivo en 1625.

San Vicente fundó en 1625 un instituto religioso, con el impulso de la señora Gondi: la Congregación de la Misión en 1625. Ocho años más tarde, junto con santaLuisa de Marillac, fundó la Compañía de las Hijas de la Caridad.

Preocupado por el escaso número de sacerdotes en Francia y por la formación de las vocaciones, creó centros que más tarde serían seminarios.

Bebés abandonados a cientos en París

Su preocupación social tuvo consecuencias muy directas en la atención de los más vulnerables. Por ejemplo, ordenó que un gran número de Hijas de la Caridad se dedicara a cuidar de los niños expósitos, que en aquellos tiempos era enorme (se calcula que unos 300 al año solo en la capital).

También se volcó con los pobres que generó la guerra de la Fronda especialmente en París. Organizó a las Damas de la Caridad, entre las cuales había unas 200 mujeres de la clase alta francesa, para que ayudaran a los más necesitados, tal como se lo había pedido el mismo arzobispo de París.

Platos de sopa desde san Lázaro

Anciano, con más de 70 años, seguía marcando ritmo a las acciones de caridad, entre ellas la de repartir un plato de sopa dos veces al día a los pobres en San Lázaro. Allí también impartía retiros espirituales tanto para laicos como para religiosos, y se calcula que en los últimos veinte años de su vida los hicieron cerca de 20.000 personas.

Se cuenta que había tanta demanda de asistentes que ya no cabían más en Saint-Lazare. Ante la queja de uno de los gestores porque ya no cabía nadie más, san Vicente de Paúl le respondió: “Bueno, dad mi habitación”.

Un donante anónimo le dio 10 mil libras y san Vicente pudo fundar el Hospicio del Nombre de Jesús, para cuarenta ancianos y ancianas. En la actualidad se llama Hospital de los Incurables.

Después de una prolongada e intensa vida de trabajo pastoral, entregado como sacerdote, san Vicente de Paúl falleció exhausto el 27 de septiembre de 1660.

Su corazón se trasladó a la casa madre de las Hijas de la Caridad, en la rue de Bac, y allí se venera.

Patronazgo

San Vicente de Paúl es patrono de las instituciones que se dedican a las obras de caridad.

Oración

¡Oh glorioso San Vicente, celeste Patrón de todas las asociaciones de caridad y padre de todos los desgraciados, que durante vuestra vida jamás abandonasteis a ninguno de cuantos acudieron a Vos!

Mirad la multitud de males que pesan sobre nosotros, y venid en nuestra ayuda;

alcanzad del Señor socorro a los pobres, alivio a los enfermos, consuelo a los afligidos, protección a los desamparados, caridad a los ricos, conversión a los pecadores, celo a los sacerdotes, paz a la Iglesia, tranquilidad a las naciones, y a todos la salvación.

Sí, experimenten todos los efectos de vuestra tierna compasión, y así, por vos socorridos en las miserias de esta vida, nos reunamos con vos en el cielo, donde no habrá ni tristeza, ni lágrimas, ni dolor, sino gozo, dicha, tranquilidad y beatitud eterna.

Amén.

Si quieres consultar la vida de otros santos, puedes seguir este enlace.

Tags:
caridadfranciasantoralsantos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
squid game
Dolors Massot
¿Qué ocurre con la serie «El juego del calamar» (Squid Game)?
2
main de robot
Francisco Vêneto
«Estamos creando a Dios»: ex funcionario de Google sobre la (IA) ...
3
ZARAGOZA
Maria Paola Daud
Las bombas que por “milagro” de la Virgen del Pilar no explotaron
4
Gelsomino del Guercio
Carlo Acutis habló de un regalo que le hizo Jesús, ¿de qué se tra...
5
THERESA
Maria Paola Daud
¿Santa Teresa de Ávila fue la inventora de las papas fritas?
6
ORDINATION
Francisco Vêneto
Ex testigo de Jehová será ordenado sacerdote católico a los 25 añ...
7
Philip Kosloski
6 de los más notables santos incorruptos
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.