Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 01 marzo |
San Félix III, papa
home iconEstilo de vida
line break icon

La comunicación dentro de la familia: fuera las malas costumbres

© pio3/SHUTTERSTOCK

Steven Neira - publicado el 01/08/14

Una mala experiencia familiar puede marcar a las personas de por vida

Con ocasión del Sínodo de la Familia convocado por el Papa Francisco, que tendrá lugar entre el 5 y 19 de octubre del 2014 en la Ciudad del Vaticano, he querido profundizar un poco la importancia de la comunicación en la familia, y a su vez lo fundamental que puede llegar a ser en la sociedad actual.

Al igual que el amor, el tema de la familia es una “camisa de once varas”, pues nos abre a un sinfín de subtemas y de casos de los cuales podríamos hablar, sin embargo en este artículo he querido centrarme en la familia como centro de la sociedad. Y es que ciertamente, cuando vemos a una persona y su comportamiento, solemos atribuir sus malas o buenas costumbres a su propia formación y criterio, sin embargo muchos ignoran el papel de una buena o mala familia en la vida de un ser humano.

Recuerdo no hace mucho, una conversación con un compañero de universidad, el cual tenía una serie de problemas afectivos (no demostraba lo que sentía, tachaba de homosexual cualquier tipo de contacto físico entre hombres – incluyendo un abrazo inocente de feliz cumpleaños -, y a su vez consideraba el llorar como una debilidad).

No muchos días después me invitó a almorzar a su casa y bastó observar el comportamiento de su familia, como para poder sacar una serie de conclusiones que fácilmente explicaban el porqué de sus costumbres y criterios. Un padre machista, una madre que nunca demuestra afecto – apenas y se saludaban de lejos al llegar a casa – y unos hermanos que constantemente hacían bromas humillantes con respecto a cualquier muestra de debilidad. Estos ingredientes, daban como resultado – sin duda alguna – a muchos de los criterios que esta persona creía vivamente.

Subestimamos demasiado la importancia de pasar momentos de calidad con la familia. El compartir tiempo en casa se ha reducido a que cada cual vive encerrado en su cuarto, las conversaciones abiertas y sinceras han pasado a ser momentos incómodos que se reservan solamente para “noticias fuertes o lamentables”.

Frente a este panorama, ¿qué podemos esperar de la siguiente generación, sino una serie jóvenes que son incapaces de sostener relaciones interpersonales de manera normal, que puedan mostrar un afecto libre y sin problemas hacia las personas que quiere y ama, que es capaz de ser transparente con lo que siente, he incluso frontal cuando está en desacuerdo?

El olvido. Factor crítico para una familia en crisis.

Al hablar de familia y de actitudes, hemos de hablar necesariamente de costumbres. Es increíble el historial que puede uno encontrar detrás de una simple actitud o criterio. Recuerdo aún uno de los tantos casos que he presenciado, en donde la verdadera amistad desinteresada, cristiana y vivida con entereza, resulta ser para la familia del chico una amenaza que puede incluso mal interpretarse como homosexualidad. Luego, profundizando el asunto – y habiéndose decidido el chico a hablar este asunto de manera frontal con sus padres – resulta que ha sido ésta la forma en que sus abuelos criaron a su padre, y así mismo los padres de sus abuelos.

Para los que ya resolvieron la ecuación pues sí, la solución está en romper con ese círculo vicioso de malas costumbres que desembocan en toda una serie de malas decisiones tomadas en cada generación. Y es aquí donde entra el olvido, pues éste nace de la cobardía de quienes prefieren seguir la corriente de las malas costumbres, reemplazando los malos momentos y posteriormente olvidándolos – hasta que vuelvan a ocurrir – a través de vías de escape como el alcohol o las fiestas, he incluso – y más común – con cuestiones que figuran como “buenas” como son los estudios, el trabajo o el ocio. Ciertamente, aquellas personas llamadas workaholics (adictos al trabajo) suelen entregarse a este estilo de vida con el sencillo objetivo de olvidar sus problemas familiares o personales, o al menos para postergarlos aludiendo que el trabajo es una prioridad mayor.

Profundicemos con corazón abierto esta gran verdad que nos transmite el beato Juan Pablo II: La familia es base de la sociedad y el lugar donde las personas aprenden por vez primera los valores que les guían durante toda su vida.”  

De allí que comenten un gran error aquellos que piensan que la enseñanza básica de sus hijos está enteramente en las manos de la escuela o el colegio, pues la escuela por excelencia es la familia, que a su vez es Cenáculo de Amor. Vale la pena entonces, aprender a descubrir el verdadero valor de las buenas costumbres en la familia, y a su vez el completo agradecimiento por aquellos que aún gozamos de tener a nuestros padres y hermanos entre nosotros, pues aunque la muerte es tan solo la puerta a la vida, el amor que vivimos aquí es ciertamente lo que le da el sentido a las cosas que hacemos. Regla de oro pues, para terminar: Si aquello que haces, aquello por lo que te desvives, no lo haces con y por amor, no tiene mayor sentido ni trascendencia, sino que está destinado a desaparecer, y tus sueños e ilusiones junto con ello. 

Tags:
familia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
2
BABY
Aleteia Team
El bebé que nació agarrado al DIU
3
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
4
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
5
MEXICO
Pablo Cesio
México: El hombre que llegó a su propia misa de cuerpo presente
6
Redacción de Aleteia
El cuerpo intacto de Santa Bernardita: Lo que dijeron los médicos...
7
BAPTISM
Pablo Cesio
Bautizan a la bebé que nació viva tras “aborto legal” y la llaman...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.