Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 04 marzo |
San Casimiro
home iconActualidad
line break icon

¿Sufren violencia sexual las mujeres inmigrantes?

ChameleonsEye

Catalunya Cristiana - publicado el 19/05/14

Cristianismo y Justicia analiza las dificultades específicas para las mujeres en las migraciones

Se le conoce como «la Bestia». Es el tren que recorre México de norte a sur. Al techo de los vagones suben hombres, mujeres y niños para huir de la miseria y llegar a la frontera con Estados Unidos. A lo largo de un trayecto de 2.600 kilómetros se encuentran casi todos los horrores de la humanidad: violaciones, secuestros, asesinatos, peleas, droga y bandas organizadas.

Mientras miles de migrantes cruzan México jugándose la piel,
 al otro lado del mundo las condiciones de los inmigrantes también son difíciles.

En Ourense, 
una mujer de origen ruso de 52 
años fue agredida sexualmente
 por dos encapuchados en marzo
 de 2013. Llevaba seis años viviendo en España y estaba casada con 
un español pero aún no tenía 
los papeles en orden.

Tuvo que 
ir al hospital porque la agresión 
le había provocado una herida
 y sangraba copiosamente. Poco después le llegó una factura de 
893 euros porque la atención sanitaria ya no cubre a los inmigrantes sin papeles.

Cuando denunció la violación a la policía no la creyeron y le imputaron un delito de falso testimonio. Además, unos días después fue detenida por la policía y enviada al CIE (Centro de internamiento de extranjeros) de Madrid para ser devuelta a su país.

Finalmente, gracias a la Fundación Aspacia, fue liberada y la violación está siendo investigada.

Estas historias tienen un nexo común: mujeres que emigran y que sufren violencia física y sexual. Migración y violencia sexual son fenómenos estrechamente vinculados. Éste es el tema de análisis del cuaderno de Cristianismo y Justicia Atrapadas en el limbo: mujeres, migraciones y violencia sexual, escrito por la periodista Sònia Herrera.

Este estudio fue presentado en Barcelona el viernes 4 de abril en la sede de la Fundación Migra Studium que impulsan los jesuitas. Este cuaderno pretende sacar a la luz «una realidad que a menudo queda escondida», en palabras del jesuita Quim Pons.

La situación en México

«Dentro de la dificultad del proceso migratorio, las mujeres tienen un mayor grado de peligro», explicaba Pons. Herrera lo explicó en un dato: 6 de cada 10 mujeres que emigran sufren violencia sexual.

El proceso migratorio conlleva cruzar una frontera y, en este punto, se encuentra precisamente el mayor peligro. «Las fronteras son lugares de alta violencia y muchas mujeres quedan en una situación complicada, no pueden llegar al lugar donde quieren pero tampoco pueden volver a su país de origen», explica la autora.

La situación es tan dramática y, a la vez, tan notoria que las mujeres ya asumen que serán violadas. «Existe lo que se conoce como “inyección antiméxico”, que es un anticonceptivo de tres meses de duración que las emigrantes se ponen cuando se preparan para cruzar México».

Las situaciones más duras se producen en México pero también en Colombia y en la frontera entre Haití y la República Dominicana.

El mito del paraíso europeo

Mientras miles de mujeres huyen de su país buscando disfrutar del sueño americano o del sueño europeo, en los países que reciben estas migrantes la situación tampoco es paradisiaca.

La realidad en España es muy difícil para las mujeres inmigrantes. Impunidad, desprotección, falta de ayuda, poca visibilidad social son algunos de los principales obstáculos.

Hay que remarcar que no existe una problemática específica para las mujeres inmigrantes. “No por ser inmigrante tendrás más dificultades pero sí tendrás muchos más problemas para ejercer tus derechos”.

Las dificultades son esencialmente estructurales. Los inmigrantes en situación irregular están excluidos de la sanidad pública en virtud de un decreto del gobierno español de abril de 2012.


Por otra parte, la ley de 2004 de violencia de género sólo contempla la protección a las mujeres españolas dentro de la pareja y provoca que queden desprotegidas las mujeres en situación irregular.

Además, la ley de extranjería determina la expulsión de todos aquellos inmigrantes que no tengan papeles. Esto provoca que muchas víctimas de violencia sexual no denuncien por miedo de acabar en un CIE o expulsadas.

La Iglesia no es ajena a estos dramas. Como dice el Papa Francisco, los católicos están presentes en las fronteras de la humanidad.

En México, el sacerdote Alejandro Solalinde lleva décadas ayudando a los inmigrantes. En 2007 fundó el albergue Hermanos en el Camino, que se dedica a dar alojamiento y ayuda a los migrantes que cruzan el país.

A la vez, el padre Solalinde se ha destacado por denunciar todos los abusos que cometen las autoridades, el Gobierno y la policía. Varias organizaciones criminales y paramilitares lo amenazaron en mayo de 2012 y tuvo que exiliarse del país durante dos meses. Hasta 2012, dirigía la Pastoral de Migraciones de la Conferencia Episcopal Mexicana.

El padre Solalinde siempre reclama a los poderes que la educación se esfuerce para remarcar la igualdad, que los inmigrantes sean protegidos y que se habiliten mecanismos para denunciar los abusos.


Por Joan Piñol
Fragmento de un artículo publicado en el semanario Catalunya Cristiana

Tags:
derechos humanosinmigrantesmujerviolencia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
BAPTISM
Pablo Cesio
Bautizan a la bebé que nació viva tras “aborto legal” y la llaman...
2
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: «Vendrá un nuevo diluvio si no cambiamos de rumbo...
3
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
4
TIMOR LESTE
Redacción de Aleteia
La última frase de san Juan Pablo II antes de morir
5
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
6
NEWBORN
Pablo Cesio
La bebé que nació viva tras hacerle «aborto legal» y que ahora qu...
7
MADONNA
Maria Paola Daud
La curiosa imagen de la Virgen María protectora del Coronavirus
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.