Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 22 septiembre |
San Mateo
home iconEspiritualidad
line break icon

No hay más sindicatos cristianos porque no conocemos la doctrina social de la Iglesia

Luana Monte

Enrique Chuvieco - publicado el 09/04/14

"Aún hay católicos que piensan que la encíclica Laborem Excersens es un texto cuasi marxista", lamenta un sindicalista español

El dirigente sindical español Daniel Barcala lleva más de 20 años bregando como cristiano en el asociacionismo obrero y subraya que el sindicalismo “no puede ser de sumisión, sino capaz de sustanciar conflictos por afán de justicia social”. El también filósofo expone en su último libro, Sentido del sindicalismo cristiano (edit. Digital Reasons), que la HOAC fue un semillero de sindicalistas durante la época franquista y alude a la Unión Sindical Obrera (USO) como un referente del sindicalismo cristiano de clase, aunque no ha alcanzado suficiente fuerza en España por el desconocimiento de los católicos de la enseñanza social de la Iglesia. Incluso, puntualiza, que hay sectores católicos que califican de “cuasi marxista” la encíclica Laborem Exercens de Juan Pablo II sobre el mundo del trabajo, “lo cual debería preocupar a la Iglesia”, concluye.

-¿Cuáles son los inicios sindicalismo cristiano?

Se puede entender que la idea de una defensa cristiana del mundo del trabajo se define ya en la Rerum Novarum. En la España actual, es la USO (Unión Sindical Obrera), que se organiza en la clandestinidad antifranquista, la que da la medida del mismo en ocasiones con abierta crítica al sindicalismo tanto "amarillo" (el del régimen franquista), como el de CCOO (Comisiones Obreras) y UGT (Unión General de Trabajadores), con los que llegó a constituir unidad de acción en cierto momento de la Transición.

-¿Ha tenido en alguna época un protagonismo consistente?

Ha sido siempre un sindicalismo minoritario, si acaso en América Latina se puede ver una actividad más completa y en España el referente es, de nuevo, la USO.

-¿En qué modo ha influido en él la Doctrina Social de la Iglesia?

Desde luego muy determinantemente, pero ello no impide que aplique y desarrolle creativamente esa influencia, lo que se expresa muy claramente en la convicción, emanada igualmente del pensamiento social de la Iglesia más moderno, de que no es un sindicalismo, ni puede ser un sindicalismo, de sumisión, sino capaz de sustanciar conflictos por
afán de justicia social.

-En los países excomunistas, como Polonia, tuvo relevancia para el cambio político el sindicato Solidaridad, ¿cuáles fueron sus planteamientos iniciales y sus posteriores desarrollos?

Solidaridad, en sus inicios, es un sindicato de presencia cristiana en el que se agrupan muchos descontentos del régimen comunista, incluso marxistas renovadores que quieren otro tipo de socialismo. En su climax llegó a tener gran protagonismo y muchos afiliados, pero ahora mismo la visión general que se tiene desde los círculos sindicales es que se ha comprometido con el régimen actual a tal punto que mucho de su ímpetu reivindicativo se ha venido abajo, y son muchos menos los militantes y seguidores que ahora agrupa.

-En España encontramos a la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC), ¿qué relevancia tuvo en la época franquista y cómo evolucionó posteriormente?

La HOAC es un movimiento de la Acción Católica que será el embrión de recuperación por el compromiso de militantes cristianos de organizaciones democráticas y de izquierdas muy diversas. CCOO, UGT, incluso sectores de CNT, deben su reaparición en la escena sindical a la HOAC. Actualmente, muchos militantes de HOAC se comprometen con la CGT, escisión de la CNT de hace años. Siempre expresó la conciencia cristiana imbuida del pensamiento social de la Iglesia y de las concepciones de lo social, derivadas del Vaticano II, de que los derechos humanos y las vías sociales democráticas eran expresiones de la mentalidad evangélica.

-Los sindicatos de clase copan la representación sindical, ¿por qué cree que el sindicalismo cristiano no acaba de cuajar?

En el régimen franquista, se prohibían los sindicatos de cualquier tendencia, y se entendía que el buen sindicalismo, el que debían aceptar los católicos era el sindicalismo vertical de la Falange, que se reclamaba cristiano. Eso acabó con la posibilidad de un sindicalismo cristiano que fuese reivindicativo, que sustanciase conflictos y que defendiese a la clase trabajadora. No se debe olvidar que el sindicato es una asociación de trabajadores, no de empresarios y han de moverse en el plano de los intereses del trabajo, no del capital. Sin embargo, se dio el surgimiento de la USO, sindicato cristiano de clase, de modo que sindicato de clase trabajadora y sindicato cristiano no son excluyentes.

-¿Cree que se conoce suficientemente la Doctrina Social de la Iglesia por parte de los católicos?

No sólo no se conoce, sino que incluso en movimientos de Iglesia se formulan opiniones que van contra la esencia del mismo. En cuanto al católico de a pie, la panorámica es peor, recuerdo haber hecho citas a católicos conservadores de Laborem Excerens y expresaban su rechazo considerando que se trataba de un texto cuasi marxista. Es una situación que debería preocupar a la Iglesia.

-¿Cuáles son los aspectos más relevantes en este cuerpo doctrinal que favorecerían un sindicalismo cristiano más pujante?

Primacía del hombre sobre la economía; primacía del trabajo sobre el capital; la justicia social como integrante del derecho a la vida; la valoración de la asociación de los trabajadores como camino adecuado para la instauración de la justicia; actitud crítica del sindicalismo frente a partidos y al poder establecido; defensa y compromiso sindical con las políticas de protección social; compromiso solidario de las políticas sindicales con los empobrecidos del mundo y los trabajadores en situación precaria.

Tags:
doctrina socialeconomía
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
JIM CAVIEZEL
J.P. Mauro
El impactante tributo de Jim Caviezel a la Virgen María
2
HERALDOS
I.Media
La Santa Sede intenta cerrar las escuelas de los Heraldos del Eva...
3
Gelsomino del Guercio
Los asombrosos diálogos entre el diablo y un exorcista del Vatica...
4
DEVIL,THUMBS UP
Marcello Stanzione
Así avanza la propaganda satanista en internet
5
FATIMA
Marta León
Ingresa en el Carmelo a los 17 años: “Me lanzo a los brazos de Di...
6
Christine Stoddard
5 pequeñas oraciones para disminuir el estrés y tener paz
7
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.