Aleteia

Cardenal Cañizares: Lo que la Iglesia puede aportar a España

Comparte

Reflexiones del purpurado ante la situación política que atraviesa el país

El cardenal Antonio Cañizares, aborda mediante un artículo en el periódico español “La Razón” cuál debe ser la aportación de la Iglesia a España y subraya que “su servicio primero e insoslayable es su fidelidad a lo que la constituye: la fe”, por lo que: “La Iglesia, los cristianos, no podemos estar ausentes, en cuanto cristianos, en cuanto Iglesia, de esta reconstrucción, en último término, humana y espiritual”.
 
En el artículo publicado el día 1 de octubre, el cardenal Antonio Cañizares, muestra cómo España está viviendo momentos importantes y complejos y se pregunta: ¿A dónde vamos? No es claro –al menos yo, personalmente, no lo veo claro– hacia dónde nos dirigimos”.
 
En el artículo explica la diversidad de intereses y visiones contrapuestas existentes y afirma que “España, en un conjunto tan diverso, variado y viviendo situaciones tan distintas la coyuntura presente, están dando un ejemplo de madurez y responsabilidad admirables”.

“Entre todas las fuerzas sociales, religiosas, culturales, políticas, entre todas las regiones… entre todos, en suma, arrimando todos el hombro, aportando lo que cada uno, cada pueblo, cada grupo y cada sector de la población”, explica en el artículo: “edificaremos un proyecto común abierto a la esperanza, renovado, rico y enriquecedor, no ajeno a nuestra historia”.
 
Es en este punto en el que el cardenal Cañizares, actualmente en Roma, se pregunta: “¿Qué puede hacer, qué debe hacer, la Iglesia ante la encrucijada en la que se encuentra España?, ¿Cuál ha de ser su aportación?”
 
Tras recordar el papel de la Iglesia en la transición y enumerar las distintas instituciones “al servicio de los hombres”, el Cardenal Cañizares explica que lo “primero e insoslayable es su fidelidad a lo que la constituye: la fe. Esto es mucho más que su obra social, porque de ahí depende y ahí tiene su origen esa gigantesca obra social. La Iglesia, los cristianos, no podemos estar ausentes, en cuanto cristianos, en cuanto Iglesia, de esta reconstrucción, en último término, humana y espiritual”.
 
“Ni la Iglesia ni los cristianos podemos omitir nuestro servicio a la nueva España. Es un servicio al hombre que la Iglesia, desde la clave de humanidad que encuentra en Jesucristo, que posee en Él, no puede dejar de hacer en esta encrucijada de la historia. Este servicio se llama Evangelio, y evangelización”, destaca.
 
El cardenal Cañizares explica que la fe solo puede “ofrecerse humildemente como un gesto de amistad” y tiene como métodos “el testimonio y el diálogo” y como criterio “el amor y la misericordia”. Por todo ello separa al cristianismo de las ideologías y muestra que “el cristianismo puede ofrecer una auténtica novedad a los hombres y mujeres de nuestro tiempo”.
 
Finaliza su artículo explicando que “la Iglesia vive de la certeza, clara y apasionada, de que ella ha de ofrecer a España, con todas sus fuerzas y en toda ocasión, el bien más precioso y que nadie más puede darle: la fe en Jesucristo, fuente de la esperanza que no defrauda, don que está en el origen de la unidad espiritual y cultural de los pueblos que configuran esta gran pueblo, y que todavía hoy y en el futuro puede ser una aportación esencial a su desarrollo e integración”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.