Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 06 marzo |
Santa Rosa de Viterbo
home iconEspiritualidad
line break icon

El silencio sobre Dios ¿nos hace más modernos?

Monseñor Atilano Rodríguez - SIC - publicado el 19/06/13

Muchos cristianos son incapaces de mostrar sus creencias con naturalidad

La Constitución “Gaudium et spes” del Concilio Vaticano II afirma que “la razón más alta de la dignidad humana consiste en la vocación del hombre a la comunión con Dios. El hombre es invitado al diálogo con Dios desde su nacimiento; pues no existe sino porque, creado por Dios por amor, es conservado siempre por amor; y no vive plenamente según la verdad si no reconoce libremente aquel amor y se entrega a su Creador” (GS 19).

Son muchas las conclusiones que podríamos extraer de esta enseñanza conciliar.  Además de invitarnos a permanecer en actitud de escucha para poder responder a las constantes llamadas del Señor, nos recuerda que nuestra existencia es la manifestación más clara de su amor incondicional a cada una de sus criaturas. Por lo tanto, la más alta dignidad del ser humano consiste en vivir la comunión con Dios y con sus enseñanzas.

Dios no cesa de atraer al hombre hacia sí para comunicarle su amor, para ofrecerle su salvación y para mostrarle el camino de la felicidad. Sin embargo, observamos que el ser humano, con frecuencia, prefiere vivir al margen de Dios, no tiene interés en escuchar su Palabra y se comporta como si realmente no existiese. Esta despreocupación por las cosas de Dios será siempre un obstáculo para que la persona, creada a su imagen y semejanza, pueda encontrar la verdad y la dicha que busca incansablemente y que solo en  Él puede hallar.

Si contemplamos la realidad actual, podemos comprobar que, salvo raras excepciones, los responsables del gobierno de las naciones y quienes ostentan algún tipo de responsabilidad en la vida pública hablan y actúan olvidando totalmente la existencia de Dios. Sin saber muy bien las razones, también observamos que en la convivencia social se ha impuesto por la vía de los hechos el no hablar de Dios. En ocasiones, parece que este silencio sobre Dios sea un signo de progreso o una condición necesaria para establecer la convivencia y las relaciones sociales en paz y libertad.

En alguna ocasión, también podemos constatar con cierta perplejidad que algunos católicos tienen miedo a confesar públicamente sus convicciones religiosas para no ser tachados de “anticuados” o “trasnochados”.  Este miedo a mostrar con naturalidad las propias creencias demuestra una profunda inseguridad religiosa en quienes ocultan su fe y puede provocar dudas en muchos cristianos de fe sencilla.

Ante la constatación de esta realidad, todos deberíamos preguntarnos: ¿Pretendemos ser más modernos silenciando a Dios? ¿Al no contar con Dios en la convivencia diaria, estaremos intentando apropiarnos de un mundo que sólo a Él le pertenece? ¿Habremos caído en el error de pensar que las convicciones religiosas han de ser relegadas al ámbito privado y, por tanto, no deben mostrarse públicamente?

Si no queremos llegar a un oscurecimiento de la conciencia moral, a una degradación de la libertad y a un relativismo en los comportamientos sociales, es preciso que superemos el miedo a nombrar a Dios y a ponerlo como fundamento de la vida y de las decisiones personales. Como nos recuerda San Agustín, aunque pretendamos negar la existencia de Dios, nuestro corazón estará inquieto hasta que no descanse en Él, pues hemos sido hechos por Él y para Él.

Tags:
dios
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
BAPTISM
Pablo Cesio
Bautizan a la bebé que nació viva tras “aborto legal” y la llaman...
2
Aleteia Mexico
Ella iba a la adoración eucarística a las 3 de la mañana cuando l...
3
Jesus Colina
¿Milagro en Israel? Marcha de madres cristianas, musulmanas y jud...
4
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
5
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: «Vendrá un nuevo diluvio si no cambiamos de rumbo...
6
MADONNA
Maria Paola Daud
La curiosa imagen de la Virgen María protectora del Coronavirus
7
NEWBORN
Pablo Cesio
La bebé que nació viva tras hacerle «aborto legal» y que ahora qu...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.