Aleteia

¿Hacia una ruta misional turística latinoamericana?

Antoine 49-CC
Comparte
Comenta

El atractivo de las Misiones jesuíticas de Bolivia

La huella que dejaron los jesuitas en América Latina desde su llegada hace más de 500 años es indiscutible y las misiones representan un claro ejemplo.

En ese sentido, hace 26 años, en 1990, las misiones jesuíticas de Chiquitos (Bolivia) fueron declaradas Patrimonio Histórico de la Humanidad por la Unesco, algo que representó un gran impulso para la conservación de iglesias y museos de los departamentos que abarcan la zona, indica El Deber de Santa Cruz.

Los municipios en cuestión son Concepción, Roboré, San Antonio de Lomerío, San Ignacio, San José, San Miguel, San Rafael y San Javier, territorios que habían sido ocupados por los indios chiquitos. En el caso de Bolivia, las misiones datan de finales del siglo XVII.

En algunas de estas regiones las iglesias se caracterizan por sus majestuosos campanarios, bóvedas y diversos ornamentos.

Por ejemplo, en San José, la construcción de la iglesia se hizo en base a piedra y mostrando el estilo típico de las misiones en Paraguay y el norte de Argentina, una decisión motivada por la ausencia de árboles altos, expresa el sitio web de la localidad de Santa Cruz.

Por su parte, la Iglesia montada en San Rafael, tiene un estilo barroco y fue construida hacia el año 1750 por el padre Martín Schmidt con la colaboración de los propios indios. Además, su techo se caracteriza por estar hecho con caña y madera.

En Concepción, la iglesia de también tiene un estilo barroco mestizo, siendo la más monumental de todas, con un destaque particular de su campanario y una estructura general de madera con paredes de adobo revocadas con barro y cal.

En su conjunto, estas localidades forman parte del Plan Misiones y cuentan con el respaldo de la Iglesia católica.

El siguiente paso es la consolidación del turismo en la región con paquetes especiales durante fechas religiosas y se pretende que esta actividad favorezca la sostenibilidad de la región y por tanto de los municipios en cuestión.

“Estamos entrando en una etapa en la que queremos trabajar más para generar productos turísticos (…). Estamos haciendo un plan estratégico para que hasta el 2020 podamos ejecutarlo. Queremos crear circuitos turísticos como materia prima para la generación de recursos en las misiones”, señaló a El Deber Marcelo Vargas, director de Plan Misiones.

Al mismo tiempo, el proyecto comprende mejorar la calidad de vida de los integrantes de estos municipios. De alguna manera se considera que es necesario que el patrimonio pueda retornar a la comunidad.

En los primeros meses de 2017 quedarán definidos los próximos pasos a seguir y Santa Cruz será sede del II Encuentro de Gobernadores y Alcaldes de Misiones Jesuíticas de Sudamérica. Gracias a esto también aparece como trasfondo la potenciación de una ruta misional turística en el continente.

Temas de este artículo:
bolivialatinoamericamisionesturismo
Newsletter
Recibe Aleteia cada día