Aleteia logoAleteia logoAleteia
sábado 02 diciembre |
San Charles de Foucauld
Aleteia logo
Historias que inspiran
separateurCreated with Sketch.

«Un beso para siempre de mamá»: la nota que dejó una madre junto a su bebé

Jpeg

Rosa Rao

Rosa Rao junto a una de las "cunas".

Miriam Esteban Benito - publicado el 29/05/23

Las "cunas por la vida" han logrado mantener con vida a recién nacidos cuyas madres no veían posibilidad de tenerlos junto a ellas. Esta es la historia de cómo surgieron y de la mujer que las promueve desde Italia

Suena la alarma y la cámara de seguridad muestra la cara de un bebé recién nacido, en esta ocasión una niña. Segundos después, se activa rápidamente el protocolo de actuación en la ciudad de Bérgamo, Italia. Así comenzó la historia de adopción de Noemí, la niña depositada recientemente en una cuna térmica.

Desde Aleteia hemos tenido la posibilidad de hablar con Rosa Rao, autora de los libros Le culle per la vita. Felici di essere nati, I figli della Ruota. Dalla ruota degli esposti alla culla per la vita y Una culla per Medjugorje. Chi salva una vita salva l’intera umanitá, entre otros.

Rosa Rao es de Palermo (Sicilia) y voluntaria del movimento per la vita italiano, movimiento pionero en la instalación de las «cunas para la vida».

En la entrevista, dice que una cuna para la vida es un lugar de esperanza, donde la madre o los padres que no pueden hacerse cargo de su hijo pueden dejar a su bebé en perfecto anonimato, con la seguridad de que éste será custodiado, cuidado y amado.

Digital Camera
En la cuna por la vida quedan depositados los bebés.

La cuna de la vida es una vía legítima ante un embarazo rodeado de circunstancias adversas e indeseadas que hacen imposible el cuidado del bebé. Estamos ante una apuesta eficaz y una promesa de vida para la madre gestante y el futuro del bebé.

A la pequeña Noemí, depositada en la cuna de Bérgamo, le acompañaba una nota de despedida de su madre en la que mostraba el gran amor por su hija:

«Nacida esta mañana, 3 de mayo de 2023, en casa. Solas ella y yo, como en estos nueve meses. Le deseo todo el bien y la felicidad del mundo. Un beso para siempre de mamá. Os confío un trozo importante de mi vida que, sin duda, nunca olvidaré».

Las «cunas para la vida» son también monumentos a la vida que nos traen a la memoria la cantidad de niños a los que se les ha impedido nacer con una muerte provocada, desterrando la esperanza de su vida y la de sus padres, nos dice Rosa Rao.

En Italia, gracias al «Movimento per la vita», en los años noventa comenzaron a  implementarse las primeras las cunas proyectando una versión contemporánea de la medievales «ruote degli esposti» (inclusa de los expósitos) que existieron hasta 1923.

cuna-por-la-vida-3.jpeg
Dos mujeres ante una de las «cunas por la vida».

La historia comenzó en 1992 con una cuna en Casale Monferrato, para seguir en Aosta en 1994, Treviso en 1996 y Civitavecchia en 1996. A día de hoy, hay más de 60 cunas repartidas por todo el territorio nacional y este mismo proyecto ha cruzado las fronteras para pasar a ser una realidad a nivel internacional. Rosa Rao ha promovido junto con otros voluntarios la mayor parte de estas iniciativas, unas vidas dedicadas a regalar vida.

cuna-por-la-vida-1.jpeg
Una imagen de la Virgen queda junto a la cuna por la vida donde se reciben los bebés.

Estas cunas comenzaron siendo el sueño de Giuseppe Garrone, Rosa Rao y muchos voluntarios. Hoy son una luz ante el abandono o el aborto. Las «cunas para la vida» abren una puerta a la esperanza para las madres que no pueden hacerse cargo de sus hijos y muestran un camino que deberíamos seguir como sociedad: defender ante todo y sobre todo la vida humana, que es el don más grande que se nos ha dado.

Tags:
abortobebéembarazomaternidad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.