Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 04 diciembre |
San Juan Damasceno
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

El Opus Dei visto por un vecino

OPUS DEI

Hector Razo | Opus Dei Communications Office

Ordenaciones de sacerdotes en el Vaticano

Claudio de Castro - publicado el 27/10/22

Ahora que Francisco está impulsando una reforma del Opus Dei, demostraron algo que siempre han tenido

«¿Qué trabajo es mejor: el intelectual o el manual? Aquel que se haga con más amor de Dios».

San Josemaría Escrivá

Recuerdo aquella tarde de 1996 cuando el Opus Dei llegó a mi país, Panamá. Alquilaron una antigua casona justo enfrente de donde yo vivía. Los tuve de vecinos 10 años.

En esos días era toda una novedad. Había un hermoso oratorio que invitaba a la oración, con el Santísimo en el Sagrario.

Solía pensar: «Eres mi vecino Jesú

Escribo estas palabras con gratitud. Mi esposa Vida suele decir: «Es de bien nacidos ser agradecidos». Y yo estoy agradecido por tanto que aprendí con mis amigos de Opus Dei.

¿Qué es el Opus Dei?

Si buscas en internet lo que es el Opus Dei te aparece enseguida:

«El Opus Dei (del latín Obra de Dios) fue fundado el 2 de octubre de 1928 por Josemaría Escrivá de Balaguer.

La misión del Opus Dei consiste en ayudar a los cristianos a vivir de acuerdo a la fe y contribuir a la evangelización de la sociedad, especialmente mediante el trabajo cotidiano que comprende tanto el trabajo profesional como los deberes ordinarios del cristiano».  

En pocas palabras, te enseñan a santificarte en medio de tu trabajo como un profesional y con tus actividades más sencillas en lo cotidiano.

TORRECIUDAD SANCTUARY
SANTUARIO DE TORRECIUDAD: Desde el siglo XI se venera una imagen de la Virgen de Torreciudad en un pequeño santuario en la ribera oriental del río Cinca. Durante nueve siglos, este pequeño santuario fue un alto lugar de peregrinación. Los fieles venían a confiar sus alegrías y sus desgracias. El santuario actual fue construido mucho más tarde, en los años 1970, por san Josemaría Escrivá de Balaguer ─fundador del Opus Dei─ cerca de la pequeña ermita que dio origen a la devoción. En el interior de este santuario, de formas modernas, se conserva una Virgen negra de época románica.

«¿Quieres ser santo? Cumple el pequeño deber de cada momento: haz lo que debes y está en lo que haces».

San Josemaría Escrivá

Una vez leí sobre un médico al que san Josemaría le pidió que lo ayudara a crear la facultad de medicina en una nueva universidad.

Al terminar de fundarla el santo le dijo: «Te pedí que te santificaras, fundando la facultad de medicina».

Amor a la Misa y a Jesús sacramentado

Solía pedir: «Amad la misa. Amad la Misa».

Uno de los pensamientos de san Josemaría que más me gusta tiene que ver con la sagrada comunión. A menudo lo recuerdo y pienso en ello, sobre todo en misa, minutos antes de la comunión:

«Vamos a recibir al Señor. Para acoger en la tierra a personas constituidas en dignidad hay luces, música, trajes de gala. Para albergar a Cristo en nuestra alma, ¿cómo debemos prepararnos? ¿Hemos pensado alguna vez en cómo nos conduciríamos si sólo se pudiera comulgar una vez en la vida?»

¡Cuánto amor a Jesús Sacramentado!

Me hace pensar en un vídeo que vi de un sacerdote en la santa Misa, en medio de la consagración se estremece.

«Dios nos espera cada día»

Mientras fuimos vecinos, me gustaba mucho cruzar la calle y pasar ratos allí acompañando a Jesús.

Conversaba a menudo con sus sacerdotes, siempre alegres, con las palabras justas. Mis hijos pequeños  aprovecharon la piscina de aquella casona y se bañaron a gusto.

La invitación constante a la santidad los marcaba.

«En un laboratorio, en el quirófano de un hospital, en el cuartel, en la cátedra universitaria, en la fábrica, en el taller, en el campo, en el hogar de familia y en todo el inmenso panorama del trabajo… Dios nos espera cada día».

San Josemaría Escrivá

Aprendí…

Aprendí a ver en ellos la importancia de estudiar y conocer a fondo nuestra santa religión, la necesaria fidelidad a la Iglesia y al Papa, y sus anhelos de mostrarnos la santidad en lo cotidiano haciendo lo que nos corresponde con amor.

A mí me gustaba tener largas conversaciones con sus sacerdotes, porque veía en ellos un anhelo de santidad y tenían sana doctrina.

«Ten relaciones públicas y privadas con el Señor. Búscalo para todo. Acércate al Padre del cielo, dile que lo quieres, díselo cariñosamente muchas veces al día. Mientras estás con las oraciones públicas en la tierra, relaciones públicas del cielo».

San Josemaría Escrivá
DONY MAC MANUS
This work is located in the chapel of the US headquarters of Opus Dei in New York City.

Obediencia y fidelidad

Ahora que Francisco está impulsando una reforma del Opus Dei, demostraron, como siempre lo han hecho, su fidelidad a la Iglesia y al Papa, Vicario de Cristo, aceptando todas sus indicaciones con humildad.

La obediencia siempre es grata a Dios y nos trae mejores tiempos.

El que ha leído la vida de san Pío de Pieltrelcina comprobará el valor de la obediencia a nuestros superiores, aunque las ordenes sean incomprensibles. Bien decía el padre Pío:

«Donde no hay obediencia, no hay virtud; donde no hay virtud, no hay bondad; donde no hay bondad, no hay amor; donde no hay amor, no hay Dios; y sin Dios no hay Paraíso».

Recuerdo una vez que trasladaron a un sacerdote muy  estimado y fui a despedirme. Le expresé mi inconformidad por la decisión de ese traslado a otro país. Sonrió amablemente y con profunda humildad me respondió: «Dios sabe más».

¿Te parece si hoy rezamos por ellos? Pido a Dios por mis amigos del Opus Dei y por toda nuestra santa Iglesia católica. Su diversidad nos ayuda a recordar que somos hijos del Altísimo y que nuestra Patria está en el cielo.

¡Dios te bendiga!

Tags:
fidelidadiglesia catolicaopus deisantidadtrabajo
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.