Aleteia logoAleteia logoAleteia
sábado 01 octubre |
Santa Teresa de Lisieux
Aleteia logo
Curiosidades
separateurCreated with Sketch.

El dulce que los jesuitas convirtieron en un manjar japonés

kasutera

Shutterstock

Daniel Esparza - publicado el 21/08/22

Conocidos como "tortas de Nagasaki", estos dulces castellanos fueron traídos a Japón por los misioneros ibéricos en la segunda mitad del siglo XVI

Kasutera es un tipo específico de wagashi. La palabra wagashi se usa para referirse a la repostería tradicional japonesa. Pero Kasutera no es originalmente japonés. Al igual que la tempura, fue traída a Japón por misioneros jesuitas ibéricos en la segunda mitad del siglo XVI.

Kasutera se desarrolló en Japón durante el período Azuchi-Momoyama (1574-1600). Esta fue una era de unificación política bajo el daimyo Oda Nobunaga, quien estaba fascinado por el cristianismo. Y aunque nunca se convirtió, permitió que los jesuitas predicaran libremente en su dominio.

Comerciantes y misioneros portugueses

Portugal y Japón comenzaron a comerciar en 1543, siendo los portugueses los primeros europeos en llegar a las islas. Este primer período comercial a menudo se conoce como el período comercial de Nanban, en el que el puerto de Nagasaki, por iniciativa del famoso jesuita Gaspar Vilela y el daimyo (señor feudal) japonés Omura Sumitada (que se había convertido al cristianismo), fue cedido a la Compañía de Jesús.

Al ser el único puerto japonés abierto al comercio exterior, Nagasaki se convirtió en el centro del catolicismo japonés. Y así, los pasteles se conocieron como pasteles de Nagasaki, el nombre que se usa a menudo para referirse a kasutera.

Kasutera
Kasutera no es originalmente japonés. Al igual que la tempura, fue traída a Japón por los misioneros jesuitas ibéricos en la segunda mitad del siglo XVI.

A través de Nagasaki, los portugueses y los españoles introdujeron armas, tabaco, calabazas y kasutera en Japón. El pastel se podía almacenar durante mucho tiempo, por lo que era útil para los marineros que viajaban durante meses.

A medida que el azúcar se volvió cada vez más caro en la región, los pasteles de Nagasaki se convirtieron en un manjar, y se ofrecieron incluso al propio emperador.

Bolo de Castela

Kasutera es la derivación fonética de la palabra portuguesa Castela, que es otra derivación fonética del castellano (español) Castilla. El nombre completo portugués de la kasutera japonesa es Bolo de Castela, que simplemente se traduce como «pastel de Castilla». En Italia y Francia, el dulce se conoce como «pan español».

Con una miga bastante esponjosa y tierna, se elabora simplemente con huevos, harina y azúcar, como la mayoría de los dulces conventuales españoles. Lo que lo hace especial es su esponjosidad: los panaderos deben batir los huevos durante bastante tiempo para poder introducir suficiente aire en la masa para producir este notable efecto.

Luego, la masa se vierte en moldes cuadrados o rectangulares grandes, se hornea y se corta en formas rectangulares largas. Por último, se le añade encima un jarabe de azúcar japonés llamado mizuame.

Tags:
dulcesherencia hispanahistoriajapon
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.