Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 06 julio |
Santa María Goretti
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Las 2 condiciones para que Dios habite en ti

Love-and-be-happy_Road-to-San-Damiano-Assisi_PhotoCredit-Sr-Amata-CSFN.jpg

Sr Amata

"Ama y sé feliz". Camino a San Damiano. Asís

Paweł Rytel-Andrianik - publicado el 23/05/22

Jesús dice en el Evangelio que puede habitar permanentemente en el hombre. Sólo hay ciertas condiciones

El cielo no es capaz de albergar a Dios, y mucho menos el hombre. Es imposible. Sin embargo, Dios mismo trasciende este límite.

Jesús dice en el Evangelio que puede habitar permanentemente en el hombre. Sólo hay ciertas condiciones. 

«El que me ama, cumplirá mi palabra y mi Padre lo amará y  haremos en él nuestra morada»

El griego original del Evangelio utiliza la palabra mone, que significa no sólo un lugar de estancia temporal, sino habitar permanentemente.

Dios quiere unirse al hombre para siempre. No quiere que nada rompa este vínculo de amor. Sin embargo, Él deja a cada persona libre albedrío.

Amar y obedecer

Hay dos condiciones para que Dios habite en mí: el amor y guardar sus enseñanzas.

Dios mismo nos da la receta de cómo amar a Dios y a las personas en Su Palabra, especialmente en el mandamiento del amor y en los 10 mandamientos de Dios.

Guardar la enseñanza de Dios significa prestar atención a lo que Dios dice en el Evangelio y en la Iglesia y conservar la enseñanza de Dios en el corazón.

El amor y la obediencia a Dios abren la puerta de par en par para que Dios habite en nosotros permanentemente.

«El Paráclito, el Espíritu Santo que mi Padre les enviará en mi nombre, les enseñará todas las cosas… «

El Espíritu Santo nos acompaña

Jesús nunca nos deja solos, aunque no podamos verlo ni sentirlo. Dios Padre nos envía el Espíritu Santo en nombre de Jesús.

Jesús lo llama con la palabra griega Parakaleo, que literalmente significa alguien que habla en nombre de otro. El Espíritu Santo nos habla en nombre de Dios y habla en nuestro nombre a Dios.

El Paráclito, el Consolador, no sólo trae consuelo emocional, sino que nos acompaña constantemente, nos anima a perseverar en nuestra fe, defiende en nosotros la verdad del Evangelio y la certeza de que Jesús vive.

El Espíritu Santo está presente y activo en la comunidad de la Iglesia. Nos recuerda constantemente las palabras de Jesús.

Jesús quiere regalarnos su paz

«La paz les dejo, mi paz les doy»

Escuchamos esta frase del evangelio durante la misa. Jesús nos recuerda antes de recibir la Sagrada Comunión que quiere darnos su paz.

Muchas cosas en este mundo querrán derribar nuestra paz. Jesús dice que esta paz que él da no depende de condiciones externas. Nadie ni nada puede quitárnosla. El Espíritu Santo defenderá la paz en nuestro interior.

Dios desea habitar en mí para siempre. ¿Cuál es mi reacción a este deseo de Dios? ¿Qué me impide abrir de par en par las puertas de mi vida a Dios?

Pediré al Espíritu Santo que me enseñe a escuchar a Jesús y a no tener miedo de abrir de par en par mi corazón y mi vida para Él.

Tags:
amordiosmandamientospresente
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.