Aleteia

Ciudad invoca la protección de la espada de San Miguel contra el coronavirus

Comparte

La espada solo es retirada del relicario una vez al año, pero para pedir el fin de la pandemia salió extraordinariamente en procesión por las calles vacías

El pasado Domingo de Ramos, 5 de abril de 2020, la ciudad italiana de Gargano invocó a San Miguel arcángel contra el coronavirus. La espada del arcángel fue cargada por sacerdotes en una pequeña procesión.

La espada es retirada de su relicario solo una vez al año, el día de San Miguel arcángel, el 29 de septiembre. Sin embargo, la crisis generada por el coronavirus requería oraciones urgentes.

La espada fue cargada en procesión junto al Santísimo Sacramento y una reliquia de la Santa Cruz.

 

El diario católico italiano Il Timione describió el evento como “de gran impacto”, tanto “en términos de fe como de historia”.

El sacerdote Ladislao Sucky, invocó al príncipe de la hueste celestial:

“Hoy queremos invocarlo porque, como en el pasado, en los varios momentos de prueba, de desastres naturales e incluso de peste, nuestros antepasados lo invocaron y siempre tuvieron su ayuda. Su intercesión trajo una salvación prodigiosa para el Monte Sant’Angelo durante el periodo de la plaga de 1656. Hoy, invocamos su intercesión junto al Señor para salvar no solo el Monte Sant’Angelo sino toda Italia, todos los de Gargano y el mundo entero de esta epidemia».

 

El llamado del arzobispo Viganò a los obispos y sacerdotes de todo el mundo «para combatir al enemigo común de toda la raza humana» también exhortó a los fieles a rezar por la intercesión de San Miguel.

“Desde los primeros días de la Iglesia, el arcángel es venerado como defensor de los derechos de Dios, ayudando a los cristianos a permanecer firmes en su fidelidad a Dios en periodos de prueba», dijo el arzobispo Viganò. 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.