Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 17 abril |
San Roberto de Molesmes
home iconEstilo de vida
line break icon

¿Cuánto darías por una vida?

By S_L - Shutterstock

Enrique Bonet - publicado el 08/04/20

Quizás este mal trago haya sucedido para que no se nos olvide nunca más lo que vale una vida humana, aunque sea anciana y terminal.

Hemos cerrado escuelas, universidades, guarderías… En la España folclórica ¡hemos cerrado hasta los bares! Hemos suspendido las Fallas, hemos cancelado las procesiones de Semana Santa. Hemos perdido miles de millones de euros. Empezamos con el World Mobile Congress y después han caído cientos de muestras, ferias, exposiciones y otros congresos. Hemos cerrado los hoteles. Hemos confinado el turismo. Hemos perdido un dineral. Hemos obligado a la gente a quedarse en sus casas, aun en contra de su voluntad. Hemos coaccionado con leyes y multas.

Y vale la pena preguntarse, ¿por qué hemos hecho todo esto? ¿Por qué hemos sido tan radicales?

Para salvar vidas. Para evitar una sangría de vidas. Se nos han ido Javier, Pilar, José… tantos… Pero para que no se nos fueran más, nos hemos hecho un harakiri económico y de libertades. Para evitar más muertes hemos parado países y hemos virtualmente congelado su economía, pero no importaba porque era para salvar vidas.

Vidas. Muchas de ellas ancianas, terminales, achacosas, enfermas… pero vidas.

Son nuestros abuelos, nuestros mayores. Son los que sostenían nuestra mano en nuestros primeros pasos, quienes nos enseñaron a no caernos de la bici… y son también viejos solitarios que aparentemente no importan a nadie…Son vidas viejas, queridos o no tanto, con familiares o solitarios, pero son vidas humanas al fin y alcabo.

Y si hay que parar el mundo por ellas, se para. Y si hay que multar a alguien, se le multa.

Es lo lógico, es lo humano… pero ha tenido que venir un virus desde China a recordárnoslo. Porque no olvidemos que cuando llegó el SARS-CoV-2, en España estábamos admitiendo a trámite en el congreso una ley para aceptar las peticiones de vidas ancianas, terminales, achacosas y enfermas a que termináramos con ellas. Hacer legalmente lo que está haciendo el virus ahora.

Quizás el mundo, los virus, los perros o los pangolines… -o quizás sea nuestra propia conciencia- nos están diciendo: «¡Aclararaos! ¿Cuánto vale para vosotros la vida de los ancianos y los enfermos? Ayer estabais debatiendo la legalización de su terminación y hoy estáis quemando los recursos del país para salvarlos… Ayer estabais sugiriendo a los médicos que les inyectaran una dosis letal y hoy les aplaudís en las terrazas porque están arriesgando su pellejo para salvar esas mismas vidas. ¿En qué quedamos?»

Quizás este mal trago haya sucedido para que no se nos olvide nunca más lo que vale una vida humana, aunque sea anciana y terminal.

Tags:
valoresvida
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
2
Miriam Díez Bosch
¿Un santo en el Titanic?
3
RIVELAZIONE
Maria Paola Daud
La Virgen que se apareció en Roma, revelándose a un adventista
4
MARIA DEL VALLE
Esteban Pittaro
Conmoción en Argentina por una joven que falleció tras un aborto ...
5
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco bendecido con un pequ...
6
SANDOKAN
Inma Álvarez
La verdadera historia de Sandokán: era español y obispo
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.