Aleteia

Cinco tareas para los abuelos en Navidad

GRANDPARENTS
Jacob Lund - Shutterstock
Comparte

Los abuelos son una pieza fundamental en todas las familias, cuando los hay, pues actúan como eficaces apoyos a los padres en muchas cuestiones de la vida familiar y, sobre todo, en apoyar la educación de los nietos y trasmitir las tradiciones familiares. 

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Para una Navidad realmente familiar, los abuelos han de estas presentes, pero no como espectadores, sino como sujetos activos dentro del conjunto familiar. Esta actitud activa hará que la Navidad no sea solo un recuerdo del pasado de sus vidas, sino un acicate para transmitir los valores familiares a los más pequeños. 

Por eso, en estas fechas los abuelos deberían pensar ¿qué puedo hacer para mejorar el clima de familia entre mis hijos y nietos? ¿En qué podría ser útil? No esperar que alguien te lo diga, sino que los abuelos deben tener propuestas concretas y claras. 

Ahí van cinco ideas clave para la actividad de los abuelos en esta Navidad.

1.- Averiguar lo que necesitan –o de lo que carecen- los hijos y los nietos en esta Navidad. Si se trata de regalos, los abuelos deben ser austeros, no solo porque la Navidad cada vez más obliga a la austeridad como signo de contradicción, sino también porque los ingresos de los abuelos son pequeños. ¿Qué los nietos los vemos muy poco? Esta es una gran oportunidad para conectar con ellos y pasar buenos rato con ellos. La austeridad no está reñida con hacer algún gasto extraordinario en estas fiestas.

2.- Reunir a todos los hijos, yernos, nueras y nietos. Tal vez habrá que hacer más de una reunión, debido a la situación familiar de los hijos. Los lazos de sangre son muy importantes. ¿Hay un hijo/a que le patina el embrague de su familia? Acompañarlos más, sin sermonear. Lo mismo los nietos.

3.- Promover el espíritu de Navidad sobre todo en los nietos. Vivir las tradiciones familiares ¿Cómo? Ayudando a hacer el Belén, a adornar el árbol de Navidad, hacer que los nietos ayuden a adornar su casa, etc. Ir a comprar con ellos algunos útiles navideños. 

4.- Enseñar a los nietos el verdadero significado de Navidad. Se conmemora todos los años el nacimiento de nuestro Redentor, del Hijo de Dios, del vientre la Virgen María. La Navidad no significa regalos, sino que se vive dentro de un espíritu de alegría y de austeridad porque así lo vivió la Sagrada Familia. No olvidar que el Niño Jesús nació en un establo. 

5.- Ser difusores de alegría, de cariño, de amor y de agradecimiento entre todos, mostrando interés por cada uno y cada una. No olvidar cantar los villancicos y canciones navideñas que nos transportan al calor del hogar, del hogar de siempre, en Navidad. 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.