Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

6 palabras de aliento para aquellos que crían solos a sus hijos

DAD,HELPS,DAUGHTER
Shutterstock
Comparte

Los padres y madres solteros lo tienen difícil, pero si tenéis esto en mente os servirá para afrontar el desafío

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Existe un fenómeno a la hora de criar hijos por el que cuando un progenitor está a punto de volverse loco, el otro mantiene una calma milagrosa. Mi esposa puede leer las señales de cuando estoy al límite de mi paciencia, sabe escuchar los indicios de desesperación en mi voz, la expresión de angustia en mis ojos, así que interviene rauda y maneja la crisis con aplomo, normalmente diciendo a los niños que son muy buenos hijos pero que ya han colmado un poco la paciencia de papá y que quizás mejor si salen fuera a jugar un rato.

Hay veces que, al llegar a casa del trabajo, veo que puedo devolver el favor cuando queda patente de inmediato que ha sido un largo día de lamentos en casa. Doy gracias por el trabajo en equipo y no sé si sería capaz de hacerlo solo.

Otros no tienen este lujo. Lo hacen solas o solos, así que, después de un duro día de trabajo, tienen que hacer un esfuerzo heroico adicional en casa. No hay días de descanso. Ni siquiera pequeños momentos de alivio.

Los hogares con un solo padre o madre, según desvela un sondeo reciente, son cada vez más comunes: casi un tercio en EE.UU.

No es una situación ideal, pero a veces las personas se encuentran en estas circunstancias y deben plantar cara al reto. Ser padre o madre es una tarea suficientemente difícil incluso contando con el compromiso de una pareja, así que, ¿cuánto más difícil puede ser para una sola persona?

Admiro sinceramente a los padres y madres que se encuentran en esta situación por su lealtad y dedicación infatigable a sus hijos.

Como en cualquier contexto educativo, hacen falta grandes sacrificios y hay días en que parece que quizás el esfuerzo no da frutos o que no estás consiguiendo criar un hijo feliz y capaz.

Para esos días duros de madres y padres solteros, aquí tenéis unas palabras de aliento: (Ver galería)

 

 

 

 

Los desafíos sacan lo mejor de nosotros y aprendemos sin parar de nuestros errores. Esta tarea que has recibido de amar y cuidar de tus hijos es una bendición. Quizás sientas agotamiento y presión muchos días, pero eres más que capaz de afrontar los desafíos que te salgan al camino. Y recuerda, el resto de nosotros que conocemos los sacrificios y el duro esfuerzo de educar hijos, te admiramos más de lo que crees.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.