Aleteia

Oración para sufrir con paz

Hand Cross
By sutham | Shutterstock
Comparte

«Suave es mi cruz… si te recuestas»

Señor, por fin te he hallado,
cansado de buscarte e ir a tientas.
Y es que estabas en el sitio en cruz marcado
que indica tu presencia, amor y seña.

¡Cuánto cuesta pensar que lo has pensado!
¡Cuánto cuesta no esquivar la Cruz al verla!
cuando en verdad, clavado das tu abrazo
a todo el que va detrás de ti con ella a cuestas.

¡Cuánto sabes convertir en día apropiado
el día en que se cruzan las vidas y las pruebas!
¡Cuánto sabes que solo, habría dejado
mi vida sin probar o mi prueba sin vivencia!

Hoy que llego atraído por tu voz y tu callado
que me dice: “tomen mi yugo; mi carga así es ligera”,
te pido que no dejes de mirarme allí a tu lado
qué suave es mi cruz… si te recuestas.

Por Javier Albisu sj

Artículo originalmente publicado por Oleada Joven

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.