¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Los jóvenes, la mano amiga del inmigrante en Chile

Mara Daruich/Mun.Santiago-CC
Comparte

Los extranjeros en Chile hallan en los jóvenes el mejor de los refugios

Qué mejor anhelo para aquel que viene de lejos que encontrar una mano amiga que le brinde el mejor de los recibimientos y pueda ser punto de apoyo a la hora de enfrentar la nueva realidad que le toca vivir a miles de kilómetros de distancia de su país de origen.

En Chile, para los extranjeros, ese apoyo solidario tiene a los jóvenes como protagonistas. Así al menos los refleja una encuesta de opinión pública realizada por la empresa GFK de Chile que deja de manifiesto que el 43% de los que tienen entre 15 y 34 años declara tener amigos extranjeros, reproduce La Hora.

En ese sentido, Catalina Correia, directora de comunicaciones de GfK Adimark, explica a ese medio que las generaciones más jóvenes son las que se muestran más receptivos y tolerantes hacia los extranjeros que llegan al país.

“Los jóvenes tienen el tema de la inmigración mucho más naturalizado. Ha sido parte de sus vidas desde siempre, por lo que no les resulta llamativo”, indica.

Justamente, este rango etario es el que ha tenido mayor roce con los migrantes.  En el mismo sentido, en cuanto a la actitud más favorable, se refirió Roberto González, de la Escuela de Psicología UC e investigador Centro de Estudios para el Conflicto y la Cohesión Social (COES) en diálogo con ese medio.

“Tienen más oportunidades de vincularse con el mundo globalizado, ya sea a través de internet, las redes sociales, del sistema escolar, el estadio, las fiestas e incluso en la iglesia”, afirmó.

Que sean las nuevas generaciones más respetuosas para con estas personas al mismo tiempo representa una luz de esperanza de cara al futuro.

Inmigrantes en agenda

El tema de la inmigración en Chile es objeto de intenso debate luego de una explosión en cuanto a la llegada de personas provenientes de países como Haití y República Dominicana.

Pero más allá de los jóvenes, la mano amiga para estas personas también se hace latente en organizaciones vinculadas a la Iglesia, que desde un principio han salido en defensa y apoyo de estas personas cuando a nivel social se han alzado algunas voces discriminatorias y xenófobas, además de ser vistas como una amenaza.

Sin ir más lejos, en el último Te Deum Ecuménico realizado en la catedral de Santiago -que tuvo un mensaje sumamente conciliador de parte del cardenal Ricardo Ezzati- el tema estuvo presente y delegados representantes de países como Haití, Colombia y Venezuela dieron cuenta de esta realidad de acogida.

“Se nos da vislumbrar la silueta de proyectos que llena de esperanza y estimulan a la corresponsabilidad: son los niños y los jóvenes de nuestra Patria con los cuales aún mantenemos deudas de abandono y de una educación de mayor calidad; son los rostros de migrantes y refugiados que, junto a ciudadanos chilenos, buscan amasar el mismo pan de la dignidad, la acogida y la integración”, enfatizó Ezzati en esa oportunidad, reproduce la Conferencia Episcopal de Chile (CEC).

Ojalá la mano amiga se siga expandiendo a lo largo del resto de las generaciones.

 

Con información en base a La Hora y CEC

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.