Aleteia

El español goza de cabal salud… en Estados Unidos

IMMIGRANTS
Comparte

Hay más personas que hablan español en Estados Unidos que en España misma

No obstante los sucesivos embates que ha enfrentado en Estados Unidos, la lengua de los conquistadores del siglo XVI de lo que llamaron la Nueva España, no solo no ha muerto, sino que florece con singular fortaleza en todo el territorio de este país, especialmente en los estados del sur.

El Virreinato de Nueva España fue parte de la Monarquía Española en el América del Norte, Centroamérica, Asia y Oceanía. Fue establecido tras la conquista del Imperio azteca, realizada entre 1519 y 1521 por las tropas de Hernán Cortés, por decreto real del rey español Carlos I, del 1 de enero de 1535, aunque la instauración oficial se realizó el 8 de marzo de ese mismo año.

Este virreinato, sin lugar a dudas el más grande y el más importante de la conquista española de América, estaba comprendido en el norte por el actual México, más los actuales estados de California, Nevada, Colorado, Utah, Nuevo México, Arizona, Texas, Oregón, Washington, Florida y partes de Idaho, Montana, Wyoming, Kansas, Oklahoma y Luisiana, por parte de los actuales Estados Unidos de América.

“El español florece en Estados Unidos a pesar de todo”, es el nombre del reportaje firmado por Simón Romero que publica en sus páginas The New York Times, y que reproduce, justamente, la versión en español de este que pasa a ser uno de los rotativos más importantes del mundo.

Los datos hablan por sí mismos: hay cerca de 50 millones de hispanohablantes en la Unión Americana.  Es decir, hay más personas que hablan español en Estados Unidos que en España misma.  Y el número de hablantes en español que viven en el país del norte, solamente es inferior al número de los que hablan español en México.

Muchos han visto esta “invasión” como un peligro para la lengua inglesa, al grado tal que que 20 de los 50 estados que componen la Unión Americana, han tenido que promulgar leyes que hagan del inglés el idioma oficial.   Eso no impide que la cadena en español Univisión compita en audiencia con ABC, CBS, FOX o NBC.  Ni que la canción más popular del verano haya sido “Despacito”.

La Casa Blanca ha emprendido la tarea de enfrentar el bilingüismo, eliminando de su portal la información en español y haciendo que haya cada vez menos inmigrantes de México y Centroamérica.  Al mismo tiempo, exigiendo que para migrar legalmente a Estados Unidos, se tenga que saber inglés.

El segundo más hablado y el más extendido del mundo

Si bien el idioma inglés es el idioma universal de los negocios, no es el idioma más hablado en el mundo.  Este lugar le corresponde al chino mandarín con 898 millones de personas que lo hablan.  Pero en segundo lugar se encuentra el español, con 437 millones: 58 millones más que el tercer idioma que es el inglés (372 millones), seguido del árabe, el hindú, el bengalí, el portugués y el ruso.

Además, el español es el lenguaje predominante en más de 20 países, lo cual lo ubica en el primer lugar de difusión, seguido del árabe.

Desde luego, la inmigración mexicana, principalmente, ha sido el detonante del florecimiento del español en Estados Unidos.  Pero también ha contribuido a ello la estructura misma de la lengua española, sus características fonéticas y su facilidad de aprendizaje, al grado tal que en muchos negocios de Estados Unidos, son los empleados hispanos los maestros de español de sus patrones o empleadores.

Nada más en el área metropolitana de Los Ángeles (California) viven más de cuatro millones de hispanohablantes —más que la población total de Uruguay— y los lingüistas dicen que un nuevo dialecto se ha creado conforme diferentes tipos de español entran en contacto.

En general, la primera generación (los abuelos) hablan entre sí en español; la segunda (los padres) en spanglish y la tercera (los nietos y los hijos) en inglés.  Pero el español está presente en sus prácticas y en su forma de estructurar el mundo.  Más presente que nunca.

 

Con información de The New York Times en Español

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.