Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Se abraza con su madre 5 meses después de llegar sola a Lampedusa

Facebook Aeroporto Falcone Borsellino
Comparte

La historia de Oumoh (4 años) y su madre Camara, que huyeron de Costa de Marfil para evitar la ablación de la pequeña

La historia de la pequeña Oumoh tuvo, por suerte, un final feliz. Oumoh, una niña marfileña de 4 años llegó sola a Lampedusa tras atravesar el océano en una barcaza. Nadie sabía quienes eran sus padres y su historia conmocionó a toda la isla italiana.

Meses después y gracias a una coincidencia se pudo conocer quien era la madre de Oumoh, se la localizó y se pudo realizar el abrazo y el reencuentro. Fue otra niña Nassade, de 8 años y procedente de Mali quien de manera casual y viendo las fotografías en el ordenador de un agente de policía rápidamente la reconoció: “Oumoh, Oumoh” exclamó.

La madre de Nassade ayudó y facilitó los datos y el telefóno de la madre de Oumoh Camara Zeinabou, de 31 años. Desde la policía italiana se han ofrecido las imágenes del reencuentro.

Huyendo de la ablación de Oumoh

La historia de Oumoh y su madre Camara es sobrecogedora. Huían de Costa de Marfil para impedir que la Oumoh fuera sometida a una ablación. Llegaron a Tunez, pero no podía embarcar y Camara dejó a la niña al cuidado de una amiga mientras volvía a Costa de Marfil a intentar trabajar y recoger sus pertenencias que había olvidado con la urgencia de huir.

Cuando llegó le dijeron que su hija había partido en una barcaza. Buscó a su hija por todos lados (ONGs, Caritas) y no hubo manera de localizarla. Finalmente una coincidencia, un golpe de suerte o la Providencia han querido que madre e hija se encontraran 5 meses después. Un video que impacta, enternece y nos alerta de la dramática situación que viven los refugiados al cruzar el Mediterráneo.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.