Aleteia

Se abraza con su madre 5 meses después de llegar sola a Lampedusa

Facebook Aeroporto Falcone Borsellino
Comparte
Comenta

La historia de Oumoh (4 años) y su madre Camara, que huyeron de Costa de Marfil para evitar la ablación de la pequeña

La historia de la pequeña Oumoh tuvo, por suerte, un final feliz. Oumoh, una niña marfileña de 4 años llegó sola a Lampedusa tras atravesar el océano en una barcaza. Nadie sabía quienes eran sus padres y su historia conmocionó a toda la isla italiana.

Meses después y gracias a una coincidencia se pudo conocer quien era la madre de Oumoh, se la localizó y se pudo realizar el abrazo y el reencuentro. Fue otra niña Nassade, de 8 años y procedente de Mali quien de manera casual y viendo las fotografías en el ordenador de un agente de policía rápidamente la reconoció: “Oumoh, Oumoh” exclamó.

La madre de Nassade ayudó y facilitó los datos y el telefóno de la madre de Oumoh Camara Zeinabou, de 31 años. Desde la policía italiana se han ofrecido las imágenes del reencuentro.

Huyendo de la ablación de Oumoh

La historia de Oumoh y su madre Camara es sobrecogedora. Huían de Costa de Marfil para impedir que la Oumoh fuera sometida a una ablación. Llegaron a Tunez, pero no podía embarcar y Camara dejó a la niña al cuidado de una amiga mientras volvía a Costa de Marfil a intentar trabajar y recoger sus pertenencias que había olvidado con la urgencia de huir.

Cuando llegó le dijeron que su hija había partido en una barcaza. Buscó a su hija por todos lados (ONGs, Caritas) y no hubo manera de localizarla. Finalmente una coincidencia, un golpe de suerte o la Providencia han querido que madre e hija se encontraran 5 meses después. Un video que impacta, enternece y nos alerta de la dramática situación que viven los refugiados al cruzar el Mediterráneo.

Newsletter
Recibe Aleteia cada día