Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 01 marzo |
San Félix III, papa
home iconPuntos de vista
line break icon

Padre, quiero confesarme…

La boa y el elefante - publicado el 01/04/15

Desde bien temprano, hice de la "confesión" un pilar de mi vida espiritual. Los años que viví en A Coruña, hasta los 23, acudía con frecuencia al sacramento de la Reconciliación. No dejaba pasar más de 15 días, más o menos, en volver a arrodillarme en uno de esos confesionarios "de los de antes", donde D. Nicolás, el sacerdote que me confesaba desde mi Primera Comunión, me escuchaba, me orientaba y, a la postre, me daba la absolución.

Cuando me trasladé a vivir a Madrid, la confesión perdió toda su fuerza. Me encontré con una gran ciudad, donde hacer cualquier cosa se convierte en tarea de titanes. Acercarse al sacramento se convirtió en una quimera, entre otras cosas porque nadie confesaba los domingos, durante la Eucaristía, en ninguna de las iglesias que hay cerca de casa. Puedo afirmar, sin temor a equivocarme, que mi vida espiritual se debilitó. Fuerte en otros aspectos, el comunitario y la dedicación a la misión escolapia y evangelizadora, perdió mucho fuelle en el ámbito más personal. La voluntad estaba débil y las caídas, igual de frecuentes que siempre, empezaban a ser vividas por mí como parte de mi cotidianeidad. Tal vez, lo peor del pecado sea acostumbrarse a él, pensar que nada hay que hacer, que no hay remedio… tirar la toalla y dar la batalla espiritual por perdida.

Hace aproxidamente un año y medio que he encontrado un sacerdote cercano, en una parroquia cercana, con el que es fácil quedar y confesarse. La tensión espiritual ha vuelto. Hace dos días compartía yo en twitter que había salido de la confesión silbando, alegre, como cuando era niño y adolescente. La confesión siempre me ha devuelto la alegría y la frescura perdidas por el camino. Nunca he tenido pudor al contar el mal experimentado y aceptado, más bien al contrario. El mal debe ser aceptado, descubierto y destapado. Sólo así su peso insufrible en la vida queda liberado. Es entonces cuando uno suelta lastre y es capaz de ganar altura.

Lo humano y lo divino conviven. El Pedro "piedra" y el Pedro "traidor" somos cada uno de nosotros. Ambos somos. Y Jesús ha venido al mundo y muerto en la Cruz por eso mismo. Mi pecado ya ha sido perdonado y asumido en el Calvario. Yo necesito experimentar eso con frecuencia porque se me olvida. Y en esta Semana Santa, me resultaba inconcebible no estar en disposición  de aceptarlo… y recibirlo.

@scasanovam

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
2
BABY
Aleteia Team
El bebé que nació agarrado al DIU
3
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
4
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
5
MEXICO
Pablo Cesio
México: El hombre que llegó a su propia misa de cuerpo presente
6
Redacción de Aleteia
El cuerpo intacto de Santa Bernardita: Lo que dijeron los médicos...
7
BAPTISM
Pablo Cesio
Bautizan a la bebé que nació viva tras “aborto legal” y la llaman...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.