Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 04 marzo |
San Casimiro
home iconDesde Roma
line break icon

27A: Día de “los cuatro Papas” y de “homenaje” al Concilio Vaticano II

aleteia

Jaime Septién - publicado el 23/04/14

Una conversación con el historiador mexicano Jorge Traslosheros

El próximo domingo 27 de abril será recordado como “el día de los cuatro Papas”. Francisco canonizará a Juan XXIII y a Juan Pablo II, con la discreta presencia de Benedicto XVI. Un acontecimiento excepcional explicable solamente por el Concilio Vaticano II y la lógica de la santidad.

Sobre este particular, Aleteia ha querido entrevistar al historiador y ensayista mexicano Jorge Traslosheros Hernández, de la Universidad Nacional Autónoma de México y uno de los mejores especialistas en el tema Concilio Vaticano II de América Latina.  Traslosheros es, también, miembro del consejo directivo de la Fundación Karol Wojtyla y del Centro de Investigación Social Avanzada, CISAV.

–El Concilio, como bien sabemos, es el suceso más importante en la historia contemporánea de los católicos, cuyas consecuencias se han vivido mucho más allá de las fronteras de la Iglesia. ¿Cuál fue, en su opinión, su cometido?

Entablar el diálogo con el mundo, no solamente con el mundo Occidental, recuperando lo mejor de la historia y tradición católicas. Tres movimientos recurrentes explican su dinámica: volver a las fuentes, purificar el presente y dialogar con el mundo. Así, la Iglesia recuperó su estado natural que es la reforma constante.

–El Concilio, a pesar de la sorpresa, no salió de la nada…

Fue el momento en que convergieron y tomaron cuerpo los movimientos de reforma en la teología, la liturgia, la pastoral y la relación con el mundo iniciados a finales del siglo XIX. Poca sorpresa, justo el tiempo de la vida de Juan XXIII quien los vivió como profesor de historia eclesiástica, en la intensidad de la vida diplomática en Bulgaria, Turquía, Grecia y Francia, y como pastor en Venecia. Cuando fue elegido pontífice, al final de su vida, tenía la sabiduría y arrestos necesarios para convocar al Concilio Vaticano II. Comprendía que el momento de las grandes definiciones había llegado. Fue un profeta en el más profundo sentido bíblico.

–Juan Pablo II, a su vez, participó en el Concilio y lo vivió con gran arrojo en Polonia.

Sí.  Su aplicación era asunto urgente y abrió cauces pastorales de la mayor relevancia para resistir la persecución religiosa bajo la dictadura comunista. Después, como Papa, sacó el Concilio de Europa -donde es fecha en que no logran articular su cabal recepción-, y propuso al mundo sus líneas maestras en el diálogo cultural, interreligioso y ecuménico, sin por ello negociar la identidad católica. Su fuerte personalidad se conjugó con una valentía que, en ocasiones, rayaba en la temeridad.

–¿Puede Joseph Ratzinger ser considerado el teólogo del Concilio?

Ratzinger, junto con aquella brillante generación de pastores y pensadores, lo articuló como propuesta desde una teología centrada en la persona. Fue su gran defensor frente al progresismo adolescente -ese que piensa que algo por ser nuevo debe ser bueno, según explicó Francisco-, pero sobre todo contra un tradicionalismo a ultranza, mezclado con turbios intereses, con quienes sostuvo grandes batallas, de manera especial durante su pontificado. Al ser elegido sucesor de Pedro su teología se integró al magisterio pontificio. La mejor explicación del Concilio la entregó en su memorable discurso a la curia del 22 de diciembre de 2005.

–¿Y el Papa Francisco?

El Papa Francisco, en un solo movimiento, confirma la obra de sus predecesores, expone el sólido fundamento de su proceder y garantiza la continuidad del camino recorrido por la catolicidad desde hace más de un siglo. Este insólito acontecimiento implica también, por así decirlo, la canonización del Concilio Vaticano II.


–El lance de Francisco no está exento de implicaciones, ¿no le parece?

Juan XXIII y Juan Pablo II han sido el objeto de las críticas de tradicionalistas a ultranza y progresistas adolescentes, hasta hacer de cada uno el ícono de sus pequeñas guerras, Juan Pablo II de los “tradis” y Juan XXIII de los “progres”. Pero al hacerlo muestran lo limitado de su ideario y el tamaño de sus obsesiones. Olvidan que ambos fueron pontífices de la misma Iglesia y que ésta encuentra en la diversidad de sus carismas la razón de su riqueza y unidad. Fueron hombres de personalidades distintas, decididos y auténticos, entre los cuales hubo clara continuidad y unidad de propósito visible en la historia reciente de la Iglesia. Lo demás es gusto personal.

–Hay un esfuerzo pleno de parte del Papa Francisco por “acercar” la santidad al mundo moderno.  Quizá eso explique el que haya enfrentado las críticas de los puristas…

Serán canonizados por el Papa Francisco no porque sean modelos de perfección, sino porque fueron pecadores. Quien les busque defectos y errores de palabra, obra y omisión los encontrará sin esforzarse mucho; pero al hacerlo equivocará el juicio. La santidad no es un estado de iluminación ética, ni se alcanza por el cumplimiento de un programa político. Es el camino de los pecadores que buscan honestamente a Dios. Un sendero siempre personal, pero nunca privado pues implica la comunión con la Iglesia, en servicio a la humanidad. Fueron hombres leales a sí mismos que vivieron a plenitud su camino en la fe, guiados por la razón, un poco a tientas, confiados en el Nazareno. Recorrieron su camino a Damasco y por eso serán declarados santos.

–Pero esto no será el final de la historia, ¿verdad?

No. Queda pendiente la pronta beatificación de Pablo VI. Juan Bautista Montini fue quien llevó adelante el Concilio en su mayor parte por la muerte de Juan XXIII, para luego sufrir los crueles embates de los radicales de diversas posiciones ante los cuales jamás se arredró. Como la sorpresa es el estado natural de Francisco, no sería extraño que lo exentara del segundo milagro para inscribirlo en el libro de los santos, como hizo con Juan XXIII.

–¿Usted qué opina sobre la canonización del Papa Montini?

Como simple laico opino que sería una decisión conforme a la voluntad de Dios, un gozo para la Iglesia y un acto de justicia. Su arrojo y capacidad para enfrentar la adversidad fueron fundamentales para que el Concilio y la Iglesia encontraran un presente tan promisorio, como el que ahora vivimos bajo el pontificado de Francisco.

Tags:
canonizacionJuan Pablo IIjuan xxiii
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
BAPTISM
Pablo Cesio
Bautizan a la bebé que nació viva tras “aborto legal” y la llaman...
2
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: «Vendrá un nuevo diluvio si no cambiamos de rumbo...
3
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
4
TIMOR LESTE
Redacción de Aleteia
La última frase de san Juan Pablo II antes de morir
5
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
6
NEWBORN
Pablo Cesio
La bebé que nació viva tras hacerle «aborto legal» y que ahora qu...
7
MADONNA
Maria Paola Daud
La curiosa imagen de la Virgen María protectora del Coronavirus
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.