Aleteia

Colombia: El gobierno y el ELN acuerdan aliviar a la población civil

Twitter @EquipoPazGob
Comparte
Comenta

El primer ciclo de diálogos de paz en Quito se cerró de forma auspiciosa con el anuncio de varios acuerdos

En medio de una semana trágica para Colombia debido a la avalancha en Mocoa que dejó hasta el momento más de 300 muertos, desde Quito (Ecuador) llegó una buena noticia para el pueblo colombiano.

El gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) culminaron el primer ciclo de los diálogos de paz en la ciudad de Quito (Ecuador) con el anuncio de varios cuerdos que pretenden bajarle intensidad al conflicto para proteger a la población civil.

También se logró dejar encaminado un plan de “desminado humanitario” en varias zonas del país que comenzará a abordarse a fondo a partir del 3 de mayo cuando comience la próxima ronda, indica El Colombiano.

En ese sentido, se instó al ELN a colaborar con los militares en el hallazgo y desactivación de minas, uno de los aspectos más complejos del posconflicto colombiano.

“Estas primeras semanas de trabajo arrojan resultados concretos, medibles y de compromisos. Lo cual no es algo menor, recordemos que las negociaciones de paz con las Farc llevaron casi cinco años, nosotros llevamos escasas seis semanas al concluir este primer ciclo y ya podemos presentar unos primeros pasos de compromisos concretos”, expresó el delegado representante del gobierno de Colombia, Juan Camilo Restrepo, reproduce ese medio.

“El objetivo es ir trabajando e ir sacando a la población civil de los rigores y de los fragores de la guerra”, agregó.

Desde el ELN, el representante en esta mesa de diálogo, alias “Pablo Beltrán” coincidió –indica El Colombiano– en lo positivo de los acuerdos y comentó que se espera que “estas acciones humanitarias se conviertan en un desescalamiento del proceso y terminen en un cese el fuego”.

“Vamos a dedicar una parte de las conversaciones a acciones de carácter humanitario que en sí mismos vayan configurando un cese que acompañe las conversaciones, es decir un cese que se va acumulando con base en acuerdos humanitarios. Eso significa que vamos a ir progresivamente creando un clima de paz, de bajarle la intensidad al conflicto”, prosiguió “Beltrán”.

Todo esto se convierte en más auspicioso luego de que para muchos este proceso de diálogo iba rumbo al fracaso debido a diversos atentados en la última semana adjudicados al ELN. Pero estos acuerdos anunciados desde la capital de Ecuador le dan un claro envión al proceso, que se enmarca dentro de una nueva etapa de augurios para la sociedad colombiana en cuanto a la paz, aún en medio de los más crueles dolores como lo acontecido recientemente en Mocoa.

Comparte
Comenta
Temas de este artículo:
acuerdocolombiapaz
Newsletter
Recibe Aleteia cada día